Windows presenta su nuevo instalador

8 de febrero de 2024


 

Después de estar más de 15 años usando el mismo instalador, finalmente Microsoft decidió dar un salto y renovar por completo uno de sus principales apartados. Pues en una de las compilaciones preliminares de Windows 11 (más precisamente la 26040, que corresponde a su próxima actualización 24H2), muchos beta testers se sorprendieron al arrancar el sistema desde la unidad de instalación, tras notar que el emblemático programa presentaba un diseño bien distinto al que están acostumbrados a ver. 

La nueva apariencia del instalador de Microsoft Windows

A primera vista se observa un cambio profundamente radical en comparación con la vieja disposición, que ya estaba pidiendo a gritos un lavado de cara y cuyos cambios se han centrado hasta la fecha en simple reemplazos en algunas imágenes e íconos, así como un par de páginas creadas para la ocasión.

Su diseño actual. Por lo visto, dejará de lucir así en futuras actualizaciones.

Primeras sensaciones

Al iniciarlo por primera vez, lo primero que nos da para escoger son las configuraciones regionales. Es decir, la región, el idioma a mostrar y los métodos de entrada del teclado según lo anterior. Seguido a eso, saldrá un novel menú con tres opciones disponibles. 


La primera y principal es la de instalar el sistema operativo. Particularmente, solicitará que marquemos la casilla Acepto que se elimine todo, incluidos los archivos, las aplicaciones y la configuración. Esto con tal de aclarar a aquellos usuarios que no están muy familiarizados con estos entornos, a que este tipo de acciones implicaría un formateo completo del disco y que prácticamente se perderá todo lo almacenado.

La segunda es la de reparar el equipo, opción que antes se encontraba abajo y de forma bastante aislada.

Y la última nos permite regresar al antiguo aplicativo. Dado que el nuevo se encuentra en fase de pruebas y muchas funciones no fueron terminadas, se puede revivir el tradicional. Aunque claramente es candidata a ser suprimida a futuro.

Si pensabas que esta nueva implementación iba a suprimir el requerimiento de usar TPM 2.0 y arranque seguro habilitado, lamento informarte que no te será posible omitirlo. Si no los cumples, te dará el aviso de todas maneras, seguido de un motivo que por el momento no se muestra. Supongo que para la versión estable se aclare qué/cuáles componente/s son los problemáticos.; muy interesante ya que para muchos, el solo hecho de mencionar que no llegamos a lo requerido no ayudaría mucho.

El apartado de almacenamiento también recibió severas improvisaciones. El listado con las particiones y unidades se achica, ocultando los iconos de los discos duros que de alguna manera solo estaban de decorado. Por otro lado, las opciones para manipularlos pasan a situarse arriba. Es perceptible que algunos elementos no se muestran adecuadamente; eso a sabiendas que es una beta, lo que debe arreglarse en la final.

Tras ese paso, nos sale otra pantalla mostrándonos un resumen de lo que seleccionamos y lo que se va a hacer tras optar por continuar. Esto es nuevo, puesto que anteriormente comenzaba la instalación automáticamente, sin darte una confirmación

Luego de estar seguros de nuestra configuración, y de accionar el comienzo del proceso correspondiente, el sistema se encargará de informar el progreso, como siempre. Aunque esta vez desde una pantalla remodelada, desprendiéndose de la ventana tradicional.

Proceso de copia de archivos. En lugar de continuar desde la misma ventana, aparece un cuadro a pantalla completa que mucho recuerda a Modern UI de Windows 8/8.1.


Su interfaz

El pie de página está compuesto con el logo de Microsoft y un par de enlaces que al darles clic abrirán un mensaje mostrando una URL de soporte. Respecto a eso, se elimina la barra de progreso que aparecía debajo de la ventana, la cual iba avanzando a medida que fuéramos configurando los parámetros y en la copia de los archivos y directorios. Si habrá pasado desapercibida durante tanto tiempo, que varios usuarios ni se dieron cuenta que existía en la actualidad.

La barra de progreso dice adiós en la renovación del programa.

Otros elementos (botones, cuadros desplegables, cuadros de selección, etcétera) ya recibieron sus adaptaciones. Aunque más allá de todos los cambios, las ventanas que contiene el programa sigue haciendo uso de Aero Basic; esto incluyendo los contornos y la barra de título junto con su botonera. De igual forma ocurre con el resto de las que se abran, por lo que esto va más por el lado del entorno que del programa en si.

 

En conclusión, al tratarse de una versión preliminar, uno espera a que todas las incosistencias que se presentaron terminen sustituyéndose paulatinamente. Solo queda esperar, e ir observando cómo va evolucionando su desarrollo  Posiblemente terminemos encontrando otras características novedosas a la brevedad.

A propósito, también puedes pasarte por la versión en video que hice, donde resumo toda esta remodelación.



Leer más...