Cómo revivir la apariencia de Google de 2012-2013

domingo, 31 de julio de 2022

No hace falta decir que Google es el buscador más utilizado a día de hoy. Su cuota de mercado es tan elevada que mantiene una distancia bastante importante con sus principales rivales en la materia. Y como todo servicio de internet, ha contado con distintas revisiones e improvisaciones que se han ido aplicando con el paso de los años.

Pero como siempre, existe gente que añora esos tiempos y desea volver a recordarlos intentado regresar a lo que fue su estética en determinado tiempo. Concretamente, en este artículo abarcaré cómo aplicar aquella que se veía hace diez años atrás, siempre y cuando estés usando Chrome, Firefox u Opera.

Para poder revivir dicha apariencia, usaremos Stylus, una extensión para los navegadores mencionados que permite cambiar el diseño a uno o varios sitios web en específico, pudiendo personalizar casi por completo su código CSS. Surgió como un fork de Stylish, contando con las mismas funciones básicas e introduciendo una completa integración con su tienda de estilos donde puedes buscar modificaciones publicadas por otros usuarios, ya de paso brindándote la posibilidad de subir el tuyo propio.

Paso a paso

La primera parte depende de tu navegador web. Si usas Chrome tendrás que ingresar a la página correspondiente del Chrome Web Store. Ahí le das a la opción "Añadir a Chrome", y en la ventana que se te abrirá a "Agregar Extensión".

En el caso de Firefox el procedimiento es similar. Primero se instala la extensión ya mencionado desde la tienda de addons a través de este link. Luego le tendrás que dar autorización cuando se te pregunte, así podrás obtenerla sin más.
 
Y si tienes Opera, pues es casi lo mismo. Te diriges a Opera Addons y cliqueas en la opción "Añadir a Opera".

Una vez que la hayamos instalado y activado correctamente, ingresamos a la página principal del buscador de Google. Ahí hacemos clic en el logo de Stylus que se nos había creado y luego a "Buscar estilos" como pueden apreciar en la siguiente captura. Si el botón del icono no aparece, tendrás que cliquear en el de extensiones y posteriormente al elemento Stylus.


Se nos desplegará un listado de temas para instalar. En el cuadro de texto que se muestra arriba, escribimos "google 2013" y le damos a enter. Nos tiene que mostrar algo como esto:


Nos movemos al resultado que posee el nombre "2012-2013 Google" (en mi caso es el primero que aparece). Le hacemos clic sobre la captura para que se instale directamente. Una vez hecho esto, automáticamente se nos deben aplicar los cambios, pudiendo visualizarlos en la misma página sin tener que reiniciar. Ahora solo falta realizar una búsqueda ;)




Con esos sencillos pasos ya tendrás la apariencia de Google de hace 10 años atrás, incluyendo el veterano logotipo que lo acompañó durante mucho tiempo hasta su renovación en 2015. Como habrás podido notar, no es difícil de hacer.
Leer más...

Cuatro ventajas de usar Linux

jueves, 21 de julio de 2022


Resulta un poco contradictorio que en un canal de YouTube como el mío donde el más del 90% del contenido abarque a Microsoft Windows y a sus programas en general, se hable de uno de sus clásicos y famosos competidores como lo es Linux. Aunque siendo sinceros, que me dedique a subir contenido íntegramente relacionado no implica esplícitamente que esté en contra del resto, ni mucho menos.

Cabe aclarar que mayoritariamente su denominación correcta es GNU/Linux debido a que Linux es tan solo el nombre del kernel, donde con la implementación de paquetes básicos de software desarrollados por la fundación GNU termina derivando en esa nomenclatura. Aunque a veces dicha colección puede no provenir directamente de esa organización, sumado a que el término Linux es mucho más conocido, por lo que se prefiere usar el último para englobar a todos los que provengan de ese núcleo.

A todo eso existe una gran controversia por la utilización de estos términos, de la cual no voy a poner enfoque en este momento ya que el eje principal es repasar cuatro de sus virtudes.

(Casi) no tiene virus

Uno de los puntos más fuertes y destacados de este sistema operativo es su escasez de malware. Si bien no está cien por ciento libre de el ya que todo programa informático es vulnerable, su cantidad es ridículamente inferior a la de Windows o incluso la de Android. 

¿Los motivos? Su baja cuota de mercado, ya que un ciberdelincuente prefiere conseguir la mayor cantidad de víctimas y obviamente le sirve ir por lo más usado. También es cierto que al tratarse de algo muy poco globalizado, sus usuarios tienden a estar más experimentados y disponer de un mayor sentido común a la hora de realizar determinadas acciones, como descargarse cosas de fuentes no confiables.

Diversidad

Algo que distingue (y mucho) a Linux en comparación a su rivalidad es la forma en la que se distribuye. En lugar de disponer de un software unitario distinguido por versiones oficiales que se van lanzando eventualmente, este se basa en distribuciones, las cuales están compuestas de diversos paquetes. Por mencionar algunos, el administrador del inicio, el gestor de paquetería, el servidor gráfico, uno o varios entornos de escritorio y distintas aplicaciones del día a día. Y hay para todos los gustos; aparte de los genéricos, contamos para edición audiovisual, aprendizaje, programación, ciencias, científicas, y un largo etcétera.

Esto va de la mano de lo que mencioné al principio: Linux es tan solo un núcleo. La forma en la que se puede convertir en algo completamente utilizable es a partir de las distintas herramientas básicas que se implementan en el. No necesariamente porque sea open source, ya que existen otros con esa índole como Solaris o ArcaOS.

Ubuntu Studio es un sabor de la distro del mismo nombre, diseñada para productores audiovisuales.

Gratuidad

Es algo bien sabido. Salvo algunas distribuciones enfocadas específicamente al entorno empresarial, este sistema es completamente gratis y no hay que pagar nada para usarlo. Esto también se lo destaca como alternativa, evitando así comprar una licencia de por medio o instalar cracks desconociendo si realmente cumplen con su función y/o se camuflan con malware dentro.

Este mismo esquema suele aplicarse con otras utilidades de pago, como ocurre con GIMP hacia Photoshop o LibreOffice con Microsoft Office. Claro que sustituirlas y deshacerse por completo de ellas puede resultar ser un proceso tedioso, especialmente cuando existen ciertas funcionalidades que no se encuentran disponibles en dichas alternativas o bien están menos desarrolladas, implicando a veces unan mayor complejidad al momento de uso.

Modularidad

Como ya mencioné en el punto diverso, Linux está distribuído en miles de formas: si no nos gusta una determinada personalización, tenemos la opción de cambiar de distro en base a nuestras necesidades y gustos. O bien, podemos desinstalar o sustituír aquellos componentes que no queramos o simplemente consideremos más apropiados en lo personal.

En Windows, por ejemplo, esto se limita un montón y cualquier cambio que le queramos realizar, por más minúsculo que llegue a ser, no contamos con ninguna garantía de que funcione correctamente en nuestro equipo. De hecho, y dada la forma en la que está diseñado ese sistema es mucho más sencillo que se termine corrompiendo algo, también por la gran integridad que posee entre sí.

Las opciones de personalización en el universo del pingüino son casi infinitas; podemos hasta imitar otro sistema operativo


Leer más...

Cómo restaurar la interfaz Ribbon en el explorador de Windows 11

miércoles, 13 de julio de 2022

En medio de su polémico lanzamiento, una de las características que uno puede destacar de Windows 8 es la implementación de la cinta de pestañas en el explorador de archivos. Algo que ya se había comenzado a aplicar en un par de utilidades preinstaladas del 7 y que más adelante se extendió de esa manera. Nueve años después, y mientras muchos estaban casi seguros de que el 10 iba a ser la última versión de este sistema operativo, arrivaría Windows 11 y como ya es sabido trajo consigo un montón de cambios relevantes en la interfaz de usuario; entre ellos, una renovada apariencia en el mismo explorador de archivos.

Como suele ocurrir en este tipo de situaciones, existen varios usuarios que por distintas circunstancias les gustaría regresar al anterior, ya sea por nostalgia o porque simplemente quieren experimentarlo en esta versión. Lo bueno es que no hace falta instalar ningún programa ni nada que toque algún archivos importante de nuestra máquina para conseguirlo, ya que todavía sigue estando presente nativamente.


Paso a paso

Lo único que tendremos que hacer es crear un par de claves en el registro, las cuales activarán automáticamente la cinta de pestañas
  1. Abrimos el editor de registro. La forma más sencilla es mediante la combinación Windows + R, y luego introduciendo regedit. Se ejecuta como administrador.
  2. Una vez dentro, escribimos la siguiente dirección:
    Equipo\HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Shell Extensions
  3. Creamos una nueva clave, como aparece en la imagen

  4. Le proporcionamos el nombre "Blocked"
  5. Abrimos el directorio creado, y le creamos dentro un valor de de cadena

  6. En la ventana que te aparece, ponle el siguiente código:
    {e2bf9676-5f8f-435c-97eb-11607a5bedf7}
  7. Una vez creada la clave,hazle doble clic y establécele el valor "<delete>", de la siguiente formas. No olvides darle a Aceptar.
     
     

Si seguiste todo al pie de la letra, solo queda cerrar la sesión y volver a iniciarla para que los cambios tengan efecto. Así debe quedarte el resultado final:

 
Ahora bien, si deseas retornar a la vieja apariencia, es tan sencillo como eliminar la clave que habías creado en el tercer paso.


Leer más...

El día que Adobe regaló involuntariamente su suite

martes, 12 de julio de 2022

Adobe Creative Cloud es el paquete de creatividad por excelencia para muchos. Considerada como la madre de las principales aplicaciones de la misa empresa, tiene entre sus estrellas a Photoshop, que también se considera como el referente en su categoría a tal punto que se ha convertido en sinónimo de "editar fotos". Pero no solo va de la mano de la edición específica de imágenes: Illustrator, InDesign, Flash (ahora Animator) y After Effects son otros programas que lo caracterizan y que también le deben su popularidad.

El gusto de usarla es muy grande para un montón de usuarios, pero sabemos que no es gratuita, y pagar por ella no es algo que todos puedan hacer, especialmente cuando solo existe un modelo de pago en la actualidad que es el de la suscripción. Y contamos con dos opciones legítimas para usarlo: o bien pasar por caja, o hacerse con la prueba de 7 días disponible.

La excepción

A principios de 2013, y en la época donde se denominaba Creative Suite, varios llegaron a descubrir que Adobe estaba ofreciendo todos los programas de una versión anterior de la suite completamente gratis en su sitio web, contando como único requisito estar registrado con una cuenta en la misma página (lo cual tampoco requiere de un coste y se puede realizar en cuestión de minutos).

Y como era de esperar, distintos portales salieron a la luz a mencionar el hecho diciendo que la propietaria del software estaba brindado la posibilidad de otorgar el paquete entero junto con sus programas (Photoshop, Illustrator, Premiere Pro, entre otros) con la novedosa ventaja de no pagar. Sin embargo, no han tardado en llegar las consultas de los usuarios sobre los motivos, especialmente porque este tipo de paquetes siempre han sido costosos y que justo se les ocurra liberarlo de esta manera es algo que llama la atención, como había mencionado.

 

Qué fue lo que realmente pasó

Todo comienza a fines del año anterior (2012), donde tras el surgimiento de una falla técnica interna, los servidores que se encargaban de validar las activaciones de la Creative Suite 2 habían sido desactivados repentinamente. Recordemos que para que una copia sea considerada genuina, es impresindible establecer una conexión a esos equipos con tal de que le otorguen la verificación pertinente. De todos modos, como ya se consideraba un lanzamiento antiguo (más de 7 años de antiguedad en ese entonces) Adobe optó por brindarles una serial a todos aquellos clientes que lo habían adquirido previamente.

Dada la polémica, distintos trabajadores y colaboradores de la empresa se encargaron de contestar en los foros sobre ese mismo fallo técnico, aclarando que en realidad el propósito no era el de dar los programas sin coste así nomás; todo lo contrario a lo que se había repetido en un comienzo.

El aviso oficial que mencionaba el inconveniente

De igual forma es bueno reconocer también el error de Adobe de haber aclarado tarde este asunto y no avisar antes de que se "clausuró" la activación habitual por unos inconvenientes.

Leer más...

Una Mac también puede ser una PC

viernes, 8 de julio de 2022

Han sido varias las ocasiones en las que me topé con sitios web, especialmente de descargas, donde cuando un determinado programa estaba disponible tanto para Windows como macOS (y eventualmente otros sistemas operativos), al momento de referirse a este primero se lo denominaba "PC" tratándolo como un sinónimo, dejando al sistema de Steve Jobs como si fuera algo completamente heterogéneo.

Captura de download.com del año 2000. Nótese que Windows es reemplazado por la palabra "PC" mientras el resto mantiene su denominación original, incluído Windows CE.

Su famosa definición

Como muchos sabemos, PC son las siglas de Personal Computer que se traduce como computadora personal. A simple vista su definición puede resultar sencilla, pero curiosamente la Real Academia Española no posee una específica para ese término en su diccionario (algo extraño, porque un tweet si la tiene), sin embargo, existe en los varios del idioma nativo. En el caso de Oxford, por ejemplo, lo menciona como una computadora diseñada para que una persona la utilice en el trabajo o en casa.

Teniendo eso en consideración y recalcando lo que dice la anterior denominación, su significado es bien simple: representa a todas aquellas computadoras pensadas para un individuo y que generalmente se le de un uso con esos fines, más allá del firmware o software que ejecute o del hardware que contenga dentro. Lo importante es que sea una máquina funcional perteneciente a una persona, de ahí el nombre. Ahora bien, si tan llana es la cuestión, ¿por qué hay toda toda una controversia detrás de esto?.

Antes de Windows XP (o 2000 para algunos) este sistema se distribuía en dos segmentos: una para el hogar y uso familiar, y otra para entornos de trabajo (como oficinas) y servidores.

Porque el medio te hace idiota


Recuerdo que hace unos años llegué a ver en la caja de comentarios de un blog una pequeña discusión sobre este tema. El asunto era que justamente alguien había comenzado a señalar a las "PC" como todo aquel ordenador con Windows y a "Mac" al de la manzana. Y mientras él se defendía alegando que ese término estaba impuesto por el "medio", se le contestó que el verdadero problema era que el propio medio lo hacía idiota.

Considero que no le falta razón. Es cierto con el transcurso del tiempo esta confusión se ha instalado a tal punto que mucha gente suele hacer esa diferencia inexistente, cuando es bien sabido que una Macintosh no es más que una máquina ensamblada por Apple y con la mayoría de componentes propios, así como de programas. Ojo, que no estoy criticando a la empresa; solo hago mención a la situación que se ha generado principalmente por la mala utilización de las palabras, como es el caso de la primera captura.

¿Y qué hay de las computadoras no personales?

Pues sinceramente no es algo que tenga mucha ciencia. Como dije, una PC es todo aquel equipo que, independientemente del software que posea y del uso que se le de, es propiedad de una persona en particular, de ahí la palabra personal. Y así como hay de ese tipo, también existen las que son propiedad de empresas las cuales son normalmente utilizadas por sus empleados, como pueden ser oficinas, laboratorios, cajeros, o incluso servidores. En muchos casos son también conocidas como Workstation.

...como una de las ediciones de Windows NT, pensada esapecialmente para esos entornos.


Leer más...

El error de 2038

domingo, 3 de julio de 2022

A fines de la década de los 90 se habló mucho del famoso error informático Y2K, el cual consistía en que cuando se llegara al 1 de enero del año 2000 surgiría una cadena de errores en prácticamente todos los sistemas desarrollados en arquitectura de 16 bits, dados que por límites técnicos, era imposible seguir interpretando las fechas que la sucedieran.

Pues con los 32 bits ocurre algo idéntico, aunque esta vez se extiende 38 años más. Siendo exactos, hasta el 19 de enero de 2038, donde se prevé que para ese día la mayor parte de esos equipos en ejecución fallen. Ahora bien, ¿cómo es posible eso? ¿Existe algún timebomb puesto a propósito por un conjunto de grandes empresas al estilo de Phoebus? Dicho a la ligera, no. Pero si existe una cuestión lógica que hay que conocer.

Explicación ténica

Para gestionar la fecha y hora, la gran mayoría de los sistemas informáticos (incluyendo los que usamos a diario) hacen uso del estándar POSIX. Conocido también como Unix Time, administra el tiempo recurrente en base a un número entero con signo (es decir, positivo y negativo) almacenado como variable que parte de -2147483647 y por cada segundo que transcurre, este va incrementándose. Traduciéndolo al formato de fecha y hora, para el tiempo POSIX ese primer valor corresponde al 1 de enero de 1970 a las 0:00:00 UTC, que es el mínimo permitido.
 
Ahora bien, la cuestión radica en los límites donde una máquina puede interpretar ese tipo de valores. En el caso de los basados en 32 bits, el rango se puede incrementar hasta 2147483647, siendo ese número el representante de la fecha máxima a la que llega el tiempo POSIX en esa arquitectura, que transcito nos da un 19 de enero de 2038 a las 3:14:07. De ahí sale la denominación, ya que pasado ese día y hora el contador se reiniciará y cambiará radicalmente el tiempo comprendido, lo que podrá generar diversos errores en esos equipos.
 
Descripción gráfica del problema.

Aquí está claro que con los 64 bits el problema no se va a solucionar con exactitud, ya que en informática los conjuntos de instrucciones son siempre limitados. En su lugar, se va a extender varios miles de millones de años implicando que el inconveniente sea imperciptible para nosotros y para futuras generaciones cercanas.

El inminente final de los 32 bits 

El SO de Microsoft dejó a un lado las arquitecturas obsoletas en su última versión grande.

Con la llegada de Windows 11, el sistema operativo más usado en computadoras de escritorio también terminó apartando a los 32 bits en favor de los 64. Incluso en la época del 10 ya habían surgido algunas críticas al sistema por seguir brindándoles soporte, a sabiendas que en ese años varias distribuciones importantes de Linux se habían deshecho. Y Mac OS ya había hecho lo mismo en OS X Lion, lanzado en 2011.


En resumidas cuentas, este inconveniente es apenas otro de los motivos por los cuales se está abandonando esta arquitectura por completo, sumado a las ventajas que posee su sucesor en materia de capacidades y de rendimiento en general. No es nuevo, ya que si tu PC es del 2006 o superior, es casi segura su compatibilidad. Y los que se quedan sin el, son en su gran mayoría equipos embebidos o empresariales.

Leer más...

Cómo crear un buscador de Google para tu web

lunes, 27 de junio de 2022

¿Tienes una página web y quieres implementarle un buscador, pero no sabes cómo? ¿O simplemente deseas usar el motor de Google exclusivamente para averiguar lugares que se encuentren dentro de un sitio en específico?

Es cierto que algunos gestores de blog gratuitos como Wordpress o Blogger ya cuentan con uno preimplementado, pero hay ocasiones en las que esto no es así; en especial con aquellos que son más completos y funcionan como una CMS alojada sin ningún costo. Dado a eso, Google posee un servicio que permite crear un mini buscador a una web, haciendo uso de su motor y con la posibilidad de personalizarlo de distintas maneras.
 

La "búsqueda programable"

Programmable Search Engine es un producto gratuito que permite crear un motor de búsqueda enfocado en uno o más de un sitio escogido. Es muy sencillo y lo único que vas a precisar es iniciar sesión con una cuenta de Google
 
Pinchamos en este enlace. Voy a hacerlo con el nuevo diseño, para cuando quiten el anterior esto siga sirviendo y no haya que aclarar cosas. Tendría que salirnos un formulario como este:

Primero le asignamos un nombre cualquiera. Dejamos la casilla Buscar sitios o páginas específicos marcada, y en el cuadro de texto que aparece debajo introducimos el sitio al cual queremos hacerle un buscador. Puede ser un dominio, un subdominio interno o una página en particular; en el mismo lugar están marcados unos tips de cómo escribirlo según nuestro objetivo.
 
Luego elegimos si queremos permitir la búsqueda de imágenes, y que Google pueda filtrarnos esos resultados en base a la sensibilidad y completamos el captcha. Con eso bastará para que nos deje generarlo.

 

Ahora solo nos queda copiar el código a donde queremos insertar el cuadro, como bien se nos menciona. En mi caso lo inserto aquí directamente, para que puedan apreciar mejor el resultado:
 

Herramientas de gestión

Gracias a la función de personalizar, podemos administrar los buscadores que hemos creado y realizarle varias acciones, como cambiarles el diseño, el logo a mostrar, el idioma e incluso a qué sitios se va a dirigir. También hay distintos parámetros para la página de resultados.
 

Leer más...