¡Feliz año nuevo!

1 de enero de 2023

 

Como hago cada comienzo de año, voy a darle la bienvenida al entrante en mi blog mediante un resumen de lo que fue, y de lo que planeo hacer en los próximos meses.

Pequeño repaso, y un poco lo que se viene

Este año saliente tiene como frutilla de torta la cantidad de dedicación que le he asignado; pues ha sido el que más entradas tuvo (un total de 59), cuando anteriormente en raras ocasiones llegaba a la decena. Esto sumado a que me puse a importar un par de páginas internas de mi viejo sitio web como las de los códigos sueltos en HTML, CSS y Javascript, incluyendo sus botones interactivos para copiar cada uno. Ahora que veo, parecen no estar funcionando adecuadamente, por lo que me pondré a revisarlos lo antes posible.

Y ya para este 2023 que acaba de iniciarse, además de continuar con el compromiso de traerles nuevos artículos, es reanudar la importación de páginas que les comentaba. Y por qué no, seguir creando alguna que otra nueva que tenga en mente. A lo mejor, en un futuro no tan lejano las podrán ir descubriendo :)


¡Feliz año 2023 para todos!

Leer más...

Google+ regresará en 2023

28 de diciembre de 2022

 

Buenas noticias para los amantes de los productos de Google. Pues resulta que hace cuestión de unas pocas horas, la marca reconocida por su famoso buscador ha demostrado contar con todas las intenciones de revivir Google+, uno de los tantos intentos de esta empresa por hacer la de Mark Zuckerberg y crear una red social cuyo único objetivo sea el de socializar.

A pesar de los múltiples fracasos previos, finalmente lo volverán a intentar... porque como dice el dicho, la única batalla que se pierde es la que se abandona...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Feliz día de los inocentes!




Leer más...

Cómo ver la contraseña de tu conexión Wi-Fi en Windows

24 de diciembre de 2022

 

Imagina la siguiente situación: estás en la computadora de tu trabajo y se encuentra conectada a una red Wi-Fi. En determinado momento alguien te pregunta cuál es su contraseña; bien puede suceder que no la recuerdes y no tengas algún compañero que la sepa, o simplemente prefieres decirla por tu cuenta con tal de quedar bien con esa persona.

Afortunadamente, y en contraparte a gran parte de los sistemas operativos móviles, Windows permite visualizar las credenciales de todas las conexiones inalámbricas a internet que se realizaron. Esto es posible ya que cada vez que nos conectamos a una, se guardan todos sus datos incluyendo la clave de red, con el propósito de que en futuro podamos volver a meternos sin necesidad de reintroducir la información requerida. Hacerlo es bastante fácil; a continuación te indico paso por paso cómo, sin precisar que te descargues nada adicional.

Paso a paso

La manera más práctica (y la que vamos a seguir a continuación) es ir al centro de redes y recursos compartidos del panel de control tradicional. Para eso, usaremos un comando que nos dejará abrir directamente el applet correspondiente y no tengamos que ir navegando por otras secciones. Para ingresar, pulsamos la combinación Windows + R y escribimos el siguiente código:

control.exe /name Microsoft.NetworkandSharingCenter

Una vez abierto, hacemos clic en el siguiente enlace marcado con un cuadro anaranjado:


Nos aparecerá la siguiente ventana, donde se nos mostrará los siguientes datos relacionados a la conexión Wireless activa en nuestro equipo. En nuestro caso, haremos clic en el botón Propiedades inalámbricas.

Finalmente, y en la última ventanita que se abrirá, nos dirijimos a la pestaña "Seguridad" y marcamos el casillero "Mostrar caracteres". Si hicieron todo al pie de la letra, les mostrará algo idéntico a esto:

En el cuadro de texto referente a la clave de seguridad de la red es el que corresponde a la última contraseña que se usó para conectarse a la red Wi-Fi. Como pueden ver, es bien fácil y no precisan de ninguna herramienta externa.



Leer más...

El final de Microsoft Office

6 de noviembre de 2022

Ya es bien sabido (y lo he mencionado varias veces en el blog) que prácticamente desde sus comienzos, Microsoft Office es la suite de oficina más utilizada en el mercado, a tal punto de que se ha convertido la principal referencia en su materia; con competidores de por medio, por supuesto, pero con la suerte de permanecer hace más de 25 años en ese escalón.

Sin embargo, hace ya un buen tiempo se ha venido circulando la noticia de que esta famosa paquetería tiene los días contados. O por lo menos, va a suponer un cambio radical que implicará, entre otras cosas, deshacerse de su histórica nomenclatura de hace más de 30 años que será reemplazada por otra que hace bastante tiempo se dio a conocer.

¿Qué sucederá exactamente?

Lo más notorio a simple vista es un cambio de marca; Microsoft Office, tal y como lo conocemos a día de hoy dejará de denominarse de esa forma. En su lugar, lucirá un nuevo logotipo y llevará el nombre de Microsoft 365, el cual ya está siendo utilizado desde hace un par de años para referirse al modelo de suscripción de la suite (antes conocido como Office 365).

Logo de Microsoft 365

Esto también implicará que tanto el sitio web principal como las aplicaciones de las tiendas correspondientes (ya sea las disponibles para dispositivos móviles como las de ordenadores) se renueven con la novel imagen, abandonando la de Office. En definitiva, se trata de un cambio más que nada estético y no tanto en lo que respecta a su funcionamiento, por lo menos si hablamos en un corto plazo, ya que la propia compañía anunció que a futuro se darán diversas mejoras en los productos que lo componen.

Según se menciona en el sitio oficial de Microsoft, estas sustituciones se comenzaron a implementar en noviembre en Office.com, y se extendarán hasta principios del año que viene donde se realizarán las modificaciones pertinentes en la app, la cual se relanzará bajo el novel sello de Microsoft 365.


¿Esto significa que las aplicaciones no se descontinuarán? ¿Podré llegar a perder mi licencia tras el cambio?

Para nada. Todos los programas que derivaban de Office seguirán con su soporte convencional, al mismo tiempo que las licencias que hayas adquirido no se perderán. Si que es cierto que a futuro llegarán nuevas improvisaciones y la llegada de alguna aplicación nueva que ya se ha anunciado, pero eso no significa que tu perfil en línea se pierda ni mucho menos. Como mencioné recién, la modificación se aplica como un cambio de marca.

Leer más...

Analizando capturas, Volumen IV: Windows 7

17 de octubre de 2022

Ya pasaron varios meses desde la última vez que publiqué una entrega de Analizando Capturas, una serie de mi blog donde me dedico a publicar y analizar distintos pantallazos que me llaman la atención o que de algún modo creo que deben tener una breve reseña. Todos obviamente enfocados en un lanzamiento en particular, momentáneamente del sistema operativo de Microsoft.

En esta oportunidad, y conociendo la buena crítica que recibió a la par con Windows XP y 98 (versiones que abarqué en otras oportunidades) y una elevada cuota de mercado que consiguió durante sus primeros años, considero oportuno que hoy le toque a Windows 7.


Barra de tareas

Una de las novedades más llamativas que trajo esta versión es la renovada barra de tareas, que presenta iconos agrandados para cada aplicación abierta, en lugar de los típicos botones cortos y anchos con el título correspondiente del programa a la derecha. Al mismo tiempo, se agrega la posibilidad de anclarlos directamente sin tener que crear una barra de herramientas adicional.

Con esto se elimina el reconocido Inicio rápido, un conjunto de accesos directos preestablecidos a programas importantes, los cuales se podían anclar, eliminar, mover, cambiarle el tamaño y ocultarse a gusto del usuario.


Reparación de inicio

¿A quién no le ha pasado que cuando Windows tenía algún que otro problema al momento de arrancar salía esa misteriosa ventana? Ya sea porque en la última oportunidad que lo usamos lo cerramos indebidamente, o porque simplemente nos pusimos a modificar loficheros importantes del sistema operativo y sin querer terminamos haciendo algo mal.
 
A partir de ese entonces, contábamos con dos posibilidades; o bien esperar a que analizara el inconveniente y tratara de arreglarlo (cosa que en raras ocasiones sucedía), o si no usar un punto de restauración para revertir los cambios a una fecha pasada.

Aviso del fin de soporte

Si bien el soporte técnico de Windows 7 culminó oficialmente el 14 de enero de 2020, unos meses antes de aquel suceso se comenzaron a lanzar alertas de forma paulatina para todo aquel que seguían haciendo uso de el, con el objetivo de que se actualicen lo más pronto posible y de este modo puedan conseguir las últimas novedades y herramientas.

Incluso pasado ese día, se siguió (y siguen) apareciendo este tipo de mensajes de vez en cuando. Muy similar a lo que ocurre con Windows XP desde su inevitable final.


El menú inicio improvisado

Durante el desarrollo de Windows Vista, este elemento obtuvo algunas improvisaciones importantes como la implementación de un cuadro de texto que permitía la búsqueda de archivos y carpetas fácilmente y tener que abrir el explorador. Pues bien, en este sucesor,también se realizaron unas cuantas modificaciones; los botones de apagado pasan a simplificarse en uno solo, con otro adicional que despliega las opciones de cerrar la sesión o reiniciar nuestra máquina.
También tenemos las Jump Lists, que consisten en acciones de determinados programas compatibles, como pueden ser los últimos documentos que hayamos abierto o un conjunto de acciones predeterminadas.


Windows 7 sobrecargado

 

Me gustaría despedirme de esta entrada con una imagen de uno de mis videos de sobrecargas, más precisamente donde me ponía a hacerlo con el 7. Y entre varias cosas que fui probando en el transcurso, han sido los programas preinstalados, que en este lanzamiento se han caracterizado bastante por sus remodelaciones en materia visual.

Para ser exactos, se puede observar la calculadora sin los botones ni el panel de dígitos, y un botón de inicio suelto entre una pantalla completamente blanca. A propósito, y por si no lo viste, aquí te lo dejo entero:

Leer más...

Cómo mostrar el contador de dislikes en YouTube

21 de septiembre de 2022


Una de las principales características (y de las que más se utilizan) de YouTube es el sistema de puntuación en los videos. Muchos recordaremos que en un principio constaba de una calificación por estrellas, donde contábamos con la opción de darle un rango del 1 al 5 según nuestra opinión y gustos; de esta forma, podíamos ser más discretos al momento de dar una devolución.

A mediados de 2009, y en conjunto con otras renovaciones que se fueron aplicando a la plataforma, se optó por sustituir ese mecanismo a un esquema completamente binario; dos botones, uno por si nos gustaba el video y otro para la contraria. Esto causó bastante revuelo en donde en más de una ocasión se solicitó que se devolviera el anterior, cosa que no tuvo éxito y la comunidad se terminó acostumbando al cambio.

Asimismo, el propio sistema tampoco recibió ninguna otra novedad durante todo ese tiempo. Pues no fue hasta un poco más de una década donde el staff de YouTube, y bajo la justificación de disminuir los abusos que se llevaban a cabo, resolvieron ocultar el número de votos negativos de los videos en sus correspondientes páginas, siendo visibles únicamente en el panel de gestión del canal. Sin embargo, y más allá de esta medida, todavía sigue siendo posible ver el contador de los "No me gusta" en YouTube. Y a continuación te explicaré cómo

Al grano

Para poder revivir el susedicho contador, vamos a usar una extensión llamada Return YouTube Dislike, que como su nombre lo indica, nos permitirá restaurar esa funcionalidad sin tener que realizar nada adicional. La misma se encuentra disponible para Chrome, Firefox, Edge, Opera y Brave. También es posible usar un UserScript en caso de que tu navegador no sea compatible.
 
 
Accedemos a su sitio oficial y elegimos la plataforma donde usemos habitualmente YouTube, para instalarla en la tienda de extensiones correspondiente. Una vez que la tengamos activada, solo basta con ingresar a un video y visualizar el contador de no me gusta, que se situará en el mismo lugar donde aparecen los likes.
Ten en cuenta que si el propietario de un video resolvió deshabilitar las puntuaciones, estas permanecerán invisibles en conjunto con los likes.
Leer más...

SoftMaker FreeOffice, la alternativa ofimática

12 de septiembre de 2022

Han sido varias las ocasiones en las que abarqué en este blog las alternativas que existen de Microsoft Office, principalmente LibreOffice que es la más conocida y considerada como su principal rival. En esta ocasión en particular, me gustaría hablar de una que me viene llamando la atención desde hace bastante tiempo, tanto así que en lo personal le suelo dar un uso frecuente en mis trabajos y proyectos que tengo en mente.
 
Me refiero nada más y nada menos que a SoftMaker FreeOffice, una suite ofimática derivada de su hermana mayor SoftMaker Office con la principal diferencia de ofrecerse de forma completamente gratuita y estar recortada en algunas funcionalidades. Pero más allá de eso existen otros puntos relevantes a destacar de esta paquetería. A continuación los repasaremos, en conjunto con otras características principales.

La interfaz

Uno de los puntos más fuertes que tiene y que sin dudarlo le hace incapié en comparación a sus competidores es su interfaz gráfica. Al iniciarlo por primera vez, nos da la opción de elegir qué estilo queremos que tengan las aplicaciones. No necesariamente a la organización de las barras de herramientas y de menús, si no a la apariencia en si. Una imagen vale más que mil palabras.


Contamos con dos disposiciones y cinco diseños en total para escoger (seis si estamos en Linux). Una de ellas posee una cinta de pestañas, típico de las versiones modernas de Microsoft Office y que otros han calcado. Y si no nos gusta, siempre podemos optar por lo clásico.

Programas

FreeOffice trae un total de tres programas, prácticamente los básicos de cualquier paquete de estas cualidades: un procesador de textos, un editor de hojas de cálculo y un administrador de presentaciones. No es la gran cosa, pero vale la pena mencionarlo.

También podemos decir que existe un cuarto integrante que no está disponible en esta variante gratuita; se trata de un gestor de macros llamado BasicMaker, exclusivo para Windows.

El "WordArt"

Este tipo de herramientas nunca faltan en ninguna ocasión. Que mejor manera de estilizar un título fácilmente y sin tener conocimiento de artista profesional. Claramente no lo llaman como tal, si no con un distintivo casi idéntico que es TextArt, el cual viene incorporado en todas sus aplicaciones. Y por si fuera poco, posee los mismos diseños que el Office de Microsoft.
 
 

Formatos de archivo

Esta suite cuenta con sus propios formatos de archivo; sin embargo, y al igual que su competencia, también soporta los conocidos docx, xlsx y pptx. Al momento de guardar por primera vez, nos deja seleccionar cuál de esas combinaciones queremos trabajar para los documentos que realicemos de aquí en más, pudiendo cambiarlo más adelante.

 
Además, permite exportar mediante los formatos RTF, HTML, OpenDocument y PDF, este último el más requerido para muchos y que no es habitual su presencia.

Compatibilidad y requisitos

Al igual que ocurre con muchas de sus competidoras, es multiplataforma y no solo cuenta con soporte para el sistema de Microsoft. SoftMaker FreeOffice también es compatible con Mac y Linux, este último con variantes en paquetes Debian, RPM de RedHat y un sencillo script en Bash que permite su instalación por pasos.
 
La edición de Windows es de 32 bits y está disponible en las dos arquitecturas. Por el contrario, la de Linux viene compilada en 64 bits, siendo compatible únicamente con sistemas basados en esa. Las mínimas versiones soportadas son Windows 7 o macOS 10.12, y en el caso de Linux podemos ver esos requisitos en este enlace. Sea como sea, en el sitio oficial puedes encontrar toda esa información de forma más detallada.
 
Leer más...