Los directorios de Linux y sus equivalentes en Windows

lunes, 21 de febrero de 2022

Windows y Linux siempre fueron conocidos y señalados como un par de rivales muy distintos en varios aspectos: desde en la disposición del código fuente hasta cómo se distribuyen al público, pasando por la compatibilidad de sus programas y controladores. Y a esto más algunas cosas, le podemos sumar las del sistema de archivos.

Ambos reparten sus ficheros importantes del sistema en distintas carpetas. Mientras que Windows los crea de manera enteramente propia y acorde a las puntualizaciones que hace Microsoft, Linux se basa en el estándar FHS (Filesystem Hierarchy Standard) para la organización de su arquitectura de directorios. Esta estructura también es utilizada en otros entornos del estilo Unix-Like como BSD, aunque el primero le da más protagonismo.

Esto implica que el sistema operativo libre por excelencia utiliza la raíz / como base para todo. Windows, en cambio, tiene una especie de hub llamado "Este equipo" (o antiguamente "Mi PC") donde se muestran las unidades montadas, siendo C:/ la que casi siempre contiene el sostén del sistema ejecutado.


 

/boot - C:/Windows/boot

boot es la carpeta donde se encuentran los archivos responsables de gestionar el arranque del sistema operativo. Sin ellos, sería imposible poder acceder a este.
Si bien los dos la denominan de la misma manera, en el caso de Windows, y al igual que ocurre con la mayoría de las consideradas como fundamentales para su correcto funcionamiento, la ubica dentro de la carpeta del mismo nombre en el disco local C:/. En Linux está presente directamente en el directorio raíz del sistema de archivos.

/home/usuario - C:/Users/usuario

La carpeta de cada usuario, donde uno puede almacenar desde sus documentos e imágenes, hasta las configuraciones de las aplicaciones que utiliza dentro de su entorno en gran parte de los casos. Mientras que Linux lo hace dentro del directorio home, Windows lo denomina Users. Aunque antes del Vista, era conocida como Documents and Settings.
 
En el caso particular del usuario root (o superusuario), este posee su carpeta propia en /root, recordando que es el que tiene la máxima autoridad.
 

/usr/share, /usr/bin, /usr/sbin, /bin, /sbin - C:/Archivos de programa

Pues sí. Para guardar los programas instalados, y tomando como base que en los sistemas tipo Unix todo se instala mediante paquetes, hay varios directorios que los pueden contemplar. La mayoría de estos suelen estar dentro de /usr/share; sin embargo, los más importantes para el funcionamiento de la máquina, como aquellos que son usados por el root o los provenientes del administrador de paquetes de la distribución, normalmente están en los terminados en bin.
Y de estos pueden haber más, por lo que es difícil realizar una comparativa; pueden alojarse en cualquiera de los ya mencionados.
 
 

En Linux, todo el sistema está compuesto de paquetes. Incluyendo el propio kernel. (Linux Mint 20)

 

/media, /run/media, /mnt - Este equipo

Cualquiera de estos tres directorios permiten mostrar las unidades de almacenamiento montadas en la máquina, al igual que el acceso directo Este equipo, Equipo o Mi PC en versiones anteriores. En el caso de /media o /run/media, (dependiendo de la distribución de Linux que se esté usando o del programa de montaje), aparecen los que pueden ser extraíbles/desmontados con facilidad. /mnt puede ser usado por dispositivos de la misma característica, pero montados manualmente por el usuario. De todos modos, es posible establecer uno personalizado con el comando mount de la terminal.

Tengamos en cuenta que el susodicho "Este equipo" no es un directorio en particular, si no que es un acceso directo del explorador.

 

/home/usuario/.local/share/Trash/ - Papelera de reciclaje

La ruta en Linux es muy larga, sí. Al igual que ocurre con Windows, cada usuario tiene su propia papelera de reciclaje. Y que mejor que aparezca en la propia carpeta del usuario, (y oculta para que no nos moleste).
 
 

/tmp - C:/Windows/Temp

Donde se almacenan los ficheros temporales. Es muy similar al de boot, donde conviven en la raíz.



Estos son tan solo las comparaciones más relevantes y que cumplan la misma función o muy similar en los dos sistemas operativos. Tengamos en mente que es difícil poder realizar un paralelismo lo suficientemente exhaustivo entre el manejo que hacen en sus sistema de archivos, principalmente por las filosofías que tiene cada uno.



Leer más...

MS-DOS sigue vivo

sábado, 12 de febrero de 2022


¿Quién dijo que MS-DOS estaba completamente obsoleto? Si bien tras la aparición de Microsoft Windows (primero como interfaz gráfica y luego como sistema operativo) este se iba a quedarse sin soporte definitivamente, todavía hay por el mundo de la internet un montón de personas que se han dedicado a seguirle dándole vida.

En el último video que subí a la fecha de publicación de esta entrada, me dediqué a navegar por varios sitios web mediante un navegador basado en una herramienta de línea de comandos que cuenta con un desarrollo activo. De ahí fue cuando me vino a la mente la idea de realizar un análisis básico sobre FreeDOS, un SO creado por fanáticos que está basado en el fiel MS-DOS, con contínuo soporte a día de hoy.

Pantalla de arranque del instalador de FreeDOS 1.2

¿Qué es FreeDOS?

Es un sistema operativo que sencillamente pretende imitar el típico y antiguo MS-DOS con los controladores y resto de dependencias actualizadas a la fecha.

Fue creado en 1994 bajo el nombre de PD-DOS, aunque a los pocos meses implementó la nomenclatura actual. Su surgimiento se da tras los inminentes anuncios de Microsoft de pasar a desarrollar únicamente sistemas operativos con interfaz gráfica (es decir, Windows) y abandonar los anteriores que no lo tenían y se basaban únicamente en una especie de símbolo con comandos. Rápidamente comenzó a servirse como una alternativa para todos aquellos que seguían en esta veterana línea filosófica de utilizar una terminal para gestionar una computadora. Y sin tener que cambiarse a sistemas de su época como PC-DOS de IBM o el antecesor de DOS, MS-UNO, por más parecidos que pudieran ser.

  

En la época de oro de Windows, MS-DOS era el núcleo que utilizaba por excelencia. De la primera hasta el Millenium, exceptuando las ediciones NT.

La primera versión estable (1.0) se lanza 12 años después, en 2006, tras haber pasado por un total de 6 fases Alpha y 9 Beta. A la fecha de hoy se encuentra en su tercer Release Candidate para la 1.3.

Si sabes algo de inglés y estás interesado en leer un poquito más de su historia, puedes acceder a ella desde su página oficial.

Diferencias en comparación al MS-DOS tradicional

La principal divergencia entre ambos es que FreeDOS es y siempre ha sido gratis y de software libre, por lo que es posible acceder a su código fuente, modificarlo y crear bifurcaciones a partir de el con la misma licencia.

Como es evidente durante el transcurso del tiempo, ha tenido que ir adquiriendo distintas adaptaciones que en ese entonces no eran imprescindibles para la mayoría de computadoras. Entre estas, se encuentran la capacidad nativa para el sistema de archivos FAT32, soporte completo para dispositivos USB, la posibilidad de cambiar el lenguaje fácilmente y abrir archivos de audio y video con los programas correspondientes, claro está.

Y es que ejecutar MS-DOS en una computadora de hoy es muy difícil (por no decir imposible) y más cuando nos estamos refiriendo a un sistema que no se actualiza desde el año 2000 (las ultima fue la 8.0, funcionando como kernel en Windows ME). Y por más que se pudiera, la falta de controladores modernos y desarrollo en materia de software es más que de manifiesto, y no se podría realizar gran parte de las tareas diarias como navegar por la web, chatear, mandar o realizar documentos en formatos noveles.

¿Tiene alguna utilidad esto a día de hoy?

No cabe la menor duda que los sistemas operativos de interfaz de línea de comandos resultaron ser todo un éxito en las épocas donde tener un ordenador en casa era un lujo, incluso cuando empezaron a comercializarse los primeros de carácter personal. Pero la llegada de utilidades como System 0.87 de Macintosh y Microsoft Windows le empezaron a dar una vuelta a toda esta dicotomía. Y actualmente hablamos de algo impensable, con excepción de entornos IT avanzados y para profesionales.

En sistemas Unix-Like como Linux cobra más vida esta "moda" de usar exclusivamente el intérprete. De hecho, algunas distribuciones enfocadas para usuarios avanzados como Arch Linux o entornos empresariales como las versiones de servidor de Ubuntu son claros ejemplos de disposiciones sin ninguna interfaz de gráficos incorporada (aunque se le puede instalar una posteriormente, claro está).

Otra excepción muy importante a considerar es que algunos fabricantes y vendedores particulares, en pos de no incorporar Windows para abaratar costos en licencias, poseen en su catálogo algunas notebooks con FreeDOS preinstalado como una opción alternativa (y así no dejarlas sin sistema operativo).

 

Varios fabricantes y vendedores en particular venden laptops con FreeDOS.


Leer más...

Atajos del teclado no muy conocidos en Windows

sábado, 5 de febrero de 2022

Desde siempre, Microsoft Windows ha venido incorporando distintas combinaciones que se pueden usar en el teclado como accesos directos a diferentes actividades básicas del equipo. Desde bloquearlo, abrir determinados programas como el administrador de tareas hasta maximizar y minimizar una ventana. Han sido muchas, como la controvertida Alt + F4 que es práctica para bromas o la antigua y emergente Control + Alt + Suprimir. Y estoy seguro que la mayoría de estas no son tan conocidas. Por lo tanto, en esta breve entrada me voy a dedicar a resumir varios atajos del teclado en Windows bastante útiles y que puedes empezar a aplicar para tu día a día.

Aclaro que todas estas han sido probadas en Windows 10. Si te encuentras en versiones previas, es probable que más de una no funcione o presente una función diferente a la escrita.

Sistema

Bloquear el equipo: Win + L

Deja la sesión activa en suspenso, requiriendo de volver a introducir la contraseña sin perder la información.

Configuración de proyección: Win + P

Si tienes más de un monitor y quieres extenderlo o duplicar la pantalla, con este simple comando podrás configurarlo sin tener que irte al panel de control/app Configuración.

Dispositivos de conexión inalámbrica: Win + K

Permite conectar al equipo aquellos aparatos con Bluetooth o Wi-Fi Direct activado y visible.

Abrir la búsqueda: Win + B o Win + Q

Abre el panel correspondiente para buscar archivos, carpetas y configuraciones.

Barra de juegos: Win + G

Muestra la Xbox Game Bar, introducida en Windows 10 como parte de su unificación de sistemas.

Selector de emoticones: Win + .

Aparece el panel para insertar emoticones en formato Unicode, independientemente de si seleccionaste una entrada de escritura.

Historial de portapapeles: Win + V

Si lo tienes activado, te muestra las últimas cosas que copiaste.

Reiniciar controlador gráfico: Ctrl + Alt + Shift + B

Si se te tilda un programa y no puedes abrir el administrador de tareas, una opción de emergencia puede ser esta. Muy útil en juegos.

Capturas de pantalla

Capturar la ventana activa: Alt + Impr Pant.

Toma un pantallazo solamente de la ventana que está en primer plano, así no tienes que tomarte el trabajo de recortar la imagen.

Capturar pantalla y guardarla en el escritorio: Alt + Impr Pant

Cumple la misma función de Imprimir Pantalla, solo que le agrega el paso de guardarla automáticamente en el directorio de imágenes del usuario.

Elegir zona de captura: Win + Alt + Impr Pant

Abre la recortadora para seleccionar un area a recortar y guardar.

Gestión de ventanas

Direccionar ventana: Win +  ←→↓

Por ejemplo, si quiero que la ventana se coloque a la mitad derecha de la pantalla, uso Win + Flecha derecha.

Maximizar activa: Win + ↑

Restaurar/minimizar activa: Win + ↑

Minimizar todas: Win + M

Ir al escritorio: Win + D

Vista temporal al escritorio: Win + ,

Intercambiar aplicaciones activas: Alt + Esc

Atajos de aplicaciones

Símbolo del sistema: Win + X

App de configuración: Win + I

Accesibilidad: Win + U

Administrador de tareas: Ctrl + Mayús + Esc

Explorador de archivos: Win + E

Narrador: Win + Enter 

Para finalizar, puedes pasarte por este video mío con algunas de estas resumidas y demostradas en el mismo Windows 10:

Leer más...

La polémica con los adaptadores DVI-D

martes, 1 de febrero de 2022

Lo que voy a redactar a continuación es una experiencia personal la cual he decidido hacerla pública con el fin de afirmar algo que se ha dicho mucho por la red y que finalmente he podido comprobar. Servirá más que nada para aquellos que estén en búsqueda de un producto de estas características y necesiten informarse al respecto antes que hacer cualquier adquisición.

Hace unos días me compré un monitor que venía únicamente con una entrada VGA. En un primer momento no me hice drama porque ya venía con su cable correspondiente y cualquier cosa tengo uno de respaldo por cualquier cosita singular. Sin embargo, me di cuenta que la tarjeta gráfica de mi equipo (que es donde se suelen insertar las entradas de video) no viene con esa conexión, trayendo solamente la típica HDMI y otra llamada DVI-D que es prácticamente su antecesora.

Al no disponer de ese puerto, le empecé a buscar un adaptador a ese último (el de HDMI es de mi monitor principal) para así poder conectarlo y olvidarme del problemita. Es inevitable que uno suela acudir a estas simples soluciones ante este tipo de situaciones, como por ejemplo, cuando compramos esos audífonos que poseen dos conectores y nuestra PC dispone de solo un jack. Pues eso, en la búsqueda me topé con el siguiente:

De todos los que vi, era el más económico y veía que justo encajaba en mi equipo. Visto esto, lo compro, lo recibo en mi casa y llegaba el momento de usarlo.

Conecto el adaptador a la máquina con el cable VGA introducido a el considerando que es tarea fácil. Pues bien, el primer detalle que encuentro es que el adaptador logra encajar, pero se pone muy flojo. Al mismo tiempo, el monitor objetivo funciona correctamente, pero no recibe señal. En un principio deducía que se trataba de la débil conexión que hacía, pero intenté forzarlo varias veces y no respondía para nada.

Luego de lidiar varios minutos con el inconveniente y comprobar que no se estaba solucionando de ningún modo, me pongo a investigar en distintos foros en búsqueda sobre otras personas que hayan estado en la misma que yo (como hace cualquier cibernauta cuando se le complica). Y entre todo me topo con información de que se tratan de una estafa, ya que este tipo de productos no se pueden usar sueltos y es necesario tener un convertidor de señal analógica a digital.

Ahora bien, ¿son una estafa?

Es una buena pregunta. Según lo que pude investigar, y en relación a lo que concluí en el párrafo anterior, si hay algo en lo que nos podemos poner de acuerdo es que ese adaptador de la primera imagen va a precisar de un "conversor" de señal para que la conexión entre la PC y el monitor funcione como debe ser. Y digo esto porque existen dos errores muy frecuentes; por un lado, la ignorancia de algunos compradores al no saber que es imposible convertir una señal analógica a digital y viceversa sin pasar por un aparato específico que lo haga, y por otra, la de ciertos fabricantes que mencionan erróneamente que con un enchufe simple ya vas a transmitir señal de video hacia un monitor sin precisar nada más. Como mencioné en el principio, nunca te lo deben de vender suelto.

Adaptador activo DVI-D a VGA. Nótese la palabra "activo".

En resumen, si algún día precisas conectar un monitor o cualquier pantalla con entrada VGA y tienes como mínimo un puerto DVI digital o HDMI, necesitas comprar un adaptador activo como el ves en la imagen. Todo aquel que venga desembarazado y no incorpore ningún dispositivo que convierta la señal analógica no te servirá de nada. Es preferible gastar más y adquirirlo antes que aprovechar un precio bajo, que como dice el dicho, lo barato termina saliendo caro. 

¿Y qué hay de los DVI-I?

Los conectores DVI-I disponen de pines que reciben señales analógicas al igual que los VGA, por lo que sirven perfectamente con una simple conexión y no hace falta ningún paso adicional. Al contrario de los DVI-D, que la obtienen digitalmente y por ende no aceptan ningún otro tipo de entrada salvo que sea convertida previamente con un aparato específico. Esa es una confusión que se suele generar, ya que hay distintas interfaces de ese estilo. Hay un tercer tipo que es DVI-A, el cual también es analógico y está en la misma situación de los DVI-I.

Leer más...