Windows Vista y su mala crítica

domingo, 30 de enero de 2022

 

A principios de 2007 Microsoft traía al mercado Windows Vista, una versión muy novedosa en varios apartados como lo son las funcionalidades y la experiencia visual del usuario. Después de un XP que nació con el pie izquierdo pero que evolucionó en un par de años resultando ser exitoso en todos sus sentidos, su sucesor se encontraba en un intento por volver a coronarse como un rey y ganarse el aprecio de los Windowseros. Sin embargo, la historia no terminó siendo oro y rosa como se presumió en un principio. Al poco tiempo este lanzamiento se dinamaba de ser objeto de múltiples críticas por varios problemas enfocados específicamente en el rendimiento, más allá de las típicas observaciones que se suelen hacer por las noveles implementaciones, cambios y remociones de características.

Es completamente inevitable reconocer su mala crítica, la cual ha sido tan fuerte que la propia Microsoft se vio obligada a lanzar un instructivo oficial para poder realizar un downgrade desde las ediciones Bussiness y Ultimate con licencias OEM hacia el XP Professional. El motivo de su recepción se debió a varios factores los cuales he puntualizado al principio de este artículo. y a continuación voy a analizar los de mayor relevancia:

Rendimiento 

En aquella época, los estilos visuales de los sistemas operativos se denostaban muy estáticos ya que se trataban de imágenes sencillas que en ocasiones cambiaban a partir de algunas interacciones, como al pasar el cursor sobre un botón. Lo que se hizo con el Vista fue otorgarle un toque de dinasmismo y brindar una experiencia de usuario más fluida acorde a los nuevos tiempos que llegaban. Y de ahí fue donde surgió la interfaz Aero, un gestor con efectos translúcidos en las ventanas, transiciones de movimiento para determinadas acciones, comandos especiales para su gestión básica y un largo etcétera.

Pero claro, hacer eso para las computadoras de aquel momento era pedirles mucho en la mayoría de los casos. Consideremos que solían tener entre 512MB y 2GB de memoria RAM y venir con los típicos procesadores de Intel Pentium o AMD Athlon (la primera generación de Intel Core data de 2008, nada de i3, i5 ni i7). 
 

La interfaz Aero fue la principal apuesta en materia gráfica. Ventanas translúcidas, transiciones, efectos especiales y hasta gadgets en el escritorio.

Probablemente este era el principal problema el cual se enfrentó Microsoft con su producto estrella. Podrá destacarse un montón en materia de utilización, pero si se ven bajones de rendimiento constantemente y se cuelan trancazos termina siendo un fastidio para el usuario final y todo queda en la nada. 

Compatibilidad

Durante sus primeros meses de vida, muchos usuarios comenzaban a quejarse de que varios de sus programas de uso diario no funcionaban correctamente y en algunas ocasiones no lograban cargarse de ninguna forma. Esto no parte de una gran culpa, principalmente porque es algo habitual que sucede en cada lanzamiento. Aunque este en particular si que ha sido de los más criticados en cuanto al mencionado apartado, no siendo tan así en sus sucesores.

Posiblemente se trate a que el kernel NT haya recibido modificaciones menores; pues tanto Windows 7 como 8.x se mantuvieron en la versión 6, y a partir de Windows 10 se cambió la numeración para que hayan coincidencias.

Ambición excesiva

El desarrollo de Vista resultó ser tardío. Y la mejor muestra de esto es Longhorn, el proyecto clave que le dio el nacimiento. Durante su prolongada construcción ha pasado de todo; desde contínuos cambiazos en la apariencia visual hasta el famoso "reseteo", donde se optó por volver a empezar de cero dado que no se estaban cumpliendo las espectativas de la empresa. Ojo, que no estoy diciendo de que haya sido feo ni nada por el estilo, si no que se ha puesto demasiada ambición durante todo el progreso de la beta. Hasta el propio Steve Ballmer mencionó que se intentó realizar una tarea demasiado grande y se han perdido millones de horas de innovación.


A la izquierda, Longhorn antes del reseteo. A la derecha, después del reinicio. (clic en las imágenes para sus dimensiones originales)

Todos estos puntos concluyen la escasa cuota de mercado que tuvo esta versión de Windows, llegando hasta apenas un 18%. A partir de entonces se notó su decadencia, empezando a verse pesado y siendo desaconsejado como una actualización desde una instalación previa. Y la diferencia se incrementó mucho más con la llegada de su sucesor Windows 7, que a fin de cuentas fue una mejora del controvertido Vista. 

Leer más...

El declive de Firefox

jueves, 13 de enero de 2022


 

Me gustaría dedicarle esta entrada a uno de los navegadores que indudablemente ha marcado terreno en su mercado y fundamentalmente al acceso a sitios web, a pesar de que nunca pudo coronarse como el más usado. Así es, hablo de Mozilla Firefox. Y es que en el día de hoy está teniendo bastantes problemas que le impiden atraer usuarios, y por el contrario, va obteniendo de forma constante un rendimiento negativo.

Nos encontramos en tiempos que son bastante duros para el panda rojo (que no es un zorro como menciona su nombre); está perdiendo cuota de mercado en picada a favor de alternativas que prometen bastante como Edge, Opera con su novel variante GX o Brave. También hay que mencionar que se está dando una especie de disputa por Chromium, que es prácticamente la base libre de navegación que utilizan sus principales competidores, y que Mozilla ha decidido no implementarla por considerar que se está haciendo con todo el tráfico y de este modo crear una especie de monopolio que favorezca a Google, la propietaria del proyecto.

El monopolio de Chromium

Ventana principal de Chromium

Como ya mencioné en el principio, Chromium es la base de código abierto que utiliza Google Chrome desde sus inicios. Si bien son idénticos en su estilo y funcionalidades, tienen varias diferencias que los caracterizan, empezando con los servicios que integra Google y la sincronización. 

Esta plataforma comenzó a marcar terreno cuando algunos de sus competidores, en búsqueda de mayor velocidad y un mejor rendimiento en general, optaron por implementarlo en sus programas. Uno de los primeros ha sido Opera, cuando en 2013 lanzó una versión en pruebas con una derivación de Chromium. Esto hizo que un tiempo después terminara abandonando el antiguo Presto que utilizaba como renderizado y el cambio pasara a su rama principal.

En 2015, Microsoft decidió volver al terreno de la navegación web lanzando Edge, trayéndolo de fábrica con Windows 10. En ese entonces utilizaba un motor propio denominado EdgeHTML, que prácticamente era un fork del viejo Trident que tenía Internet Explorer. Sin embargo, y pese a su implementación nativa, no ha conseguido la utilización que se esperaba. En un intento por volver a captar usuarios, a fines de 2018 se anunció que se cambiaría todo su ecosistema al de Chromium. Y al parecer la jugada le salió bien, pues en la actualidad Edge está posicionado como el segundo, siendo superado solo por Chrome.

Con el tiempo también han surgido otras opciones que comparten el mismo mecanismo: Vivaldi, el cual creado por el cofundador y antiguo director ejecutivo de Opera, y Brave, que con la misma lógica lo inventó el mismo cofundador de la fundación Mozilla, dueña de Firefox (ya separado de su cargo).


 

Brave Web Browser es otro que con la misma base, ha crecido bastante en uso. Y eso se debe en un principio a sus herramientas nativas de criptomonedas.

El declive

En los últimos cinco años, Mozilla Firefox ha ido perdiendo usuarios en picada. De más está fijarse en los datos de uso; según NetMarketShare, en mayo de 2016 poseía un 14,68% de cuota de mercado y era el tercero con más utilidad después de Google Chrome e Internet Explorer. 5 años después, precisamente en diciembre de 2021, Firefox apenas llega a un 6% a pesar de mantenerse en su lugar. Como dice el dicho, una imagen vale más que mil palabras:

Mayo de 2016
Diciembre de 2021
 

Aparte de Firefox, ¿algún otro navegador que no sea chromium-based?

Todavía quedan unos cuantos que siguen sobreviviendo a la oleada. Uno de ellos es Safari, que a día de hoy tan solo está disponible para OS X y iOS debido a que su versión correspondiente para Windows se descontinuó en el 2012. También tenemos a SeaMonkey, mantenido por la propia Mozilla, aunque funciona más como una suite con varios programas de Internet que un navegador centralizado en si.

Dicho sea de paso, podemos agregarle los que están derivados de Firefox (que los hay, y de todos los colores). El más conocido sin dudarlo es Tor Browser, que es el mismo que se utiliza para conectarse e ingresar a la Deep Web. También está Waterfox, que en sus comienzos se destacó por brindar una edición de 64 bits cuando el anterior todavía no lo hacía en ningún sistema, brindando así una mayor estabilidad. Para los nostálgicos está Pale Moon, el cual soporta los antiguos temas completos, las extensiones XUL y los plugins NPAPI tales como Java, Silverlight y Flash Player. Otros menos conocidos son Basilisk, K-Meleon y GNUzilla, este último exclusivo para Linux.

La cuestión está en que cada vez son menos los navegadores web que funcionan sin poseer una base en Chromium. En su lugar, más se están sumando al carro; por poner un ejemplo, Maxthon, que hasta hace poco también venía resistiendo al cambio, con la versión 6 lanzada en 2020 abandonó su famoso mecanismo de doble motor de navegación (Webkit y Trident) para cambiarse únicamente al de Chrome. En fin, veremos en un futuro qué sucederá con el resto y si en algún momento Mozilla termina haciendo lo mismo que sus competidores. O por el contrario, continúa en resistencia tratando de brindar algo mejor.

Leer más...

El décimo aniversario

domingo, 2 de enero de 2022

Hoy se cumplen diez años de la creación del canal de elstef41 en YouTube, y considero que es de ley dedicarle una entrada (la primera de 2022) por todo este tiempo en el cual se mantuvo en pie, con distintas etapas de por medio. Analizaré sus inicios, mis impresiones como creador y como funcionaban las cosas en su momento, hasta cómo lo siento en la actualidad.

Su primer objetivo

La primera idea centrada que tuvo el canal fue la de hacer videotutoriales, que para aquella época aún eran considerados la "insignia" del momento e implicaban aplicar la conocidísima voz de Loquendo (primordialmente la de Jorge). Dicho sea de paso, los primeros videos subidos trataban justamente esa temática, aunque con el paso del tiempo el rumbo se fue desviando y al final se crearon contenidos con otras características. Todo esto sin dejar el tópico principal de informática, que ha permanecido siempre como esencia.

Uno de los primeros logos que tuvo el canal. A día de hoy se mantiene su estructura,
con modificaciones tanto en su esbozado como en los colores.
 

¿Cómo era YouTube cuando nació elstef41?

Cuando creé elstef41 hace 10 años atrás, YouTube se mostraba muy distinta en todos sus aspectos; fue la era donde podías insertar anotaciones dentro de la plataforma, las famosas "videorespuestas”, los banners en las páginas de los canales con la posibilidad de poner enlaces, los comentarios que se ocultaban tras recibir una cantidad considerable de votos negativos y la bandeja de mensajes privados con notificaciones a nuevos comentarios en videos. Todas estas son algunas de las características que hoy en día ya pasaron a la historia.

Por otro lado, algunas funciones que ya existían en ese período pero que luego evolucionaron son las miniaturas personalizadas, que eran exclusivas para partners y ahora tan solo requieren que le adjuntes a tu cuenta un número de teléfono, y lo que hoy en día conocemos como la pestaña “Comunidad” eran los boletines, una sección similar que obtenías sin la necesidad de contar con x cantidad de suscriptores. Eso sí, mucho más limitada, pues no se podía dejar un comentario ni reaccionar a las publicaciones realizadas con aquella herramienta.

 
Así lucía YouTube a principios de 2012. Antes del diseño unificado en todos los servicios de Google, la plataforma de videos apostaba por Cosmic Panda.

Hoy

Siempre llevé y sigo llevando a elstef41 como un hobbie. Y a pesar de las ausencias que ha habido en ocasiones, me siento muy orgulloso de su crecimiento y de poder seguir en la actualidad. Y esto es algo que se lo debo principalmente a mi público y muy especialmente a mis suscriptores; a aquellos que me apoyan en cada nuevo video que subo, ya sea dejando un comentario, puntuándolo, compartiéndolo o simplemente visualizándolo.

También a todos los que han participado alguna vez en la caja de comentarios y hayan transmitido buenas vibras, opiniones personales, experiencias o incluso críticas, que es bueno recibirlas y me ayudan a mejorar para futuros contenidos. Considero incluso que elstef41 ya no se trata de un simple canal de YouTube; hoy funciona como una fuente de conocimiento donde la gente puede interiorizarse en varios ámbitos y en distintas plataformas.

 

¡Por más años de elstef41!

 

Leer más...