Cómo mostrar el contador de dislikes en YouTube

miércoles, 21 de septiembre de 2022


Una de las principales características (y de las que más se utilizan) de YouTube es el sistema de puntuación en los videos. Muchos recordaremos que en un principio constaba de una calificación por estrellas, donde contábamos con la opción de darle un rango del 1 al 5 según nuestra opinión y gustos; de esta forma, podíamos ser más discretos al momento de dar una devolución.

A mediados de 2009, y en conjunto con otras renovaciones que se fueron aplicando a la plataforma, se optó por sustituir ese mecanismo a un esquema completamente binario; dos botones, uno por si nos gustaba el video y otro para la contraria. Esto causó bastante revuelo en donde en más de una ocasión se solicitó que se devolviera el anterior, cosa que no tuvo éxito y la comunidad se terminó acostumbando al cambio.

Asimismo, el propio sistema tampoco recibió ninguna otra novedad durante todo ese tiempo. Pues no fue hasta un poco más de una década donde el staff de YouTube, y bajo la justificación de disminuir los abusos que se llevaban a cabo, resolvieron ocultar el número de votos negativos de los videos en sus correspondientes páginas, siendo visibles únicamente en el panel de gestión del canal. Sin embargo, y más allá de esta medida, todavía sigue siendo posible ver el contador de los "No me gusta" en YouTube. Y a continuación te explicaré cómo

Al grano

Para poder revivir el susedicho contador, vamos a usar una extensión llamada Return YouTube Dislike, que como su nombre lo indica, nos permitirá restaurar esa funcionalidad sin tener que realizar nada adicional. La misma se encuentra disponible para Chrome, Firefox, Edge, Opera y Brave. También es posible usar un UserScript en caso de que tu navegador no sea compatible.
 
 
Accedemos a su sitio oficial y elegimos la plataforma donde usemos habitualmente YouTube, para instalarla en la tienda de extensiones correspondiente. Una vez que la tengamos activada, solo basta con ingresar a un video y visualizar el contador de no me gusta, que se situará en el mismo lugar donde aparecen los likes.
Ten en cuenta que si el propietario de un video resolvió deshabilitar las puntuaciones, estas permanecerán invisibles en conjunto con los likes.
Leer más...

SoftMaker FreeOffice, la alternativa ofimática

lunes, 12 de septiembre de 2022

Han sido varias las ocasiones en las que abarqué en este blog las alternativas que existen de Microsoft Office, principalmente LibreOffice que es la más conocida y considerada como su principal rival. En esta ocasión en particular, me gustaría hablar de una que me viene llamando la atención desde hace bastante tiempo, tanto así que en lo personal le suelo dar un uso frecuente en mis trabajos y proyectos que tengo en mente.
 
Me refiero nada más y nada menos que a SoftMaker FreeOffice, una suite ofimática derivada de su hermana mayor SoftMaker Office con la principal diferencia de ofrecerse de forma completamente gratuita y estar recortada en algunas funcionalidades. Pero más allá de eso existen otros puntos relevantes a destacar de esta paquetería. A continuación los repasaremos, en conjunto con otras características principales.

La interfaz

Uno de los puntos más fuertes que tiene y que sin dudarlo le hace incapié en comparación a sus competidores es su interfaz gráfica. Al iniciarlo por primera vez, nos da la opción de elegir qué estilo queremos que tengan las aplicaciones. No necesariamente a la organización de las barras de herramientas y de menús, si no a la apariencia en si. Una imagen vale más que mil palabras.


Contamos con dos disposiciones y cinco diseños en total para escoger (seis si estamos en Linux). Una de ellas posee una cinta de pestañas, típico de las versiones modernas de Microsoft Office y que otros han calcado. Y si no nos gusta, siempre podemos optar por lo clásico.

Programas

FreeOffice trae un total de tres programas, prácticamente los básicos de cualquier paquete de estas cualidades: un procesador de textos, un editor de hojas de cálculo y un administrador de presentaciones. No es la gran cosa, pero vale la pena mencionarlo.

También podemos decir que existe un cuarto integrante que no está disponible en esta variante gratuita; se trata de un gestor de macros llamado BasicMaker, exclusivo para Windows.

El "WordArt"

Este tipo de herramientas nunca faltan en ninguna ocasión. Que mejor manera de estilizar un título fácilmente y sin tener conocimiento de artista profesional. Claramente no lo llaman como tal, si no con un distintivo casi idéntico que es TextArt, el cual viene incorporado en todas sus aplicaciones. Y por si fuera poco, posee los mismos diseños que el Office de Microsoft.
 
 

Formatos de archivo

Esta suite cuenta con sus propios formatos de archivo; sin embargo, y al igual que su competencia, también soporta los conocidos docx, xlsx y pptx. Al momento de guardar por primera vez, nos deja seleccionar cuál de esas combinaciones queremos trabajar para los documentos que realicemos de aquí en más, pudiendo cambiarlo más adelante.

 
Además, permite exportar mediante los formatos RTF, HTML, OpenDocument y PDF, este último el más requerido para muchos y que no es habitual su presencia.

Compatibilidad y requisitos

Al igual que ocurre con muchas de sus competidoras, es multiplataforma y no solo cuenta con soporte para el sistema de Microsoft. SoftMaker FreeOffice también es compatible con Mac y Linux, este último con variantes en paquetes Debian, RPM de RedHat y un sencillo script en Bash que permite su instalación por pasos.
 
La edición de Windows es de 32 bits y está disponible en las dos arquitecturas. Por el contrario, la de Linux viene compilada en 64 bits, siendo compatible únicamente con sistemas basados en esa. Las mínimas versiones soportadas son Windows 7 o macOS 10.12, y en el caso de Linux podemos ver esos requisitos en este enlace. Sea como sea, en el sitio oficial puedes encontrar toda esa información de forma más detallada.
 
Leer más...

Cómo cambiar el idioma de Windows 10 y 11

miércoles, 31 de agosto de 2022

 

Son varias las situaciones donde puedes llegar a tener una instalación de este sistema operativo en un idioma diferente al nativo. Sin dudas, la más frecuente ocurre cuando te compras una laptop nueva y todo el equipo viene en inglés de fábrica incluyendo el propio sistema operativo, donde no es excepción. Y quizá con tal de no tocar la licencia ni el propio vendedor se dedica a cambiarlo.

Ahora bien, si te incomoda usar un lenguaje distinto ya sea porque no lo entiendas o simplemente por motivos de conformidad, seguramente desees cambiarlo. Afortunadamente, en sus últimas versiones es relativamente fácil de hacer.

Windows 10

Primero debemos ingresar a la app de configuración, donde entraremos al apartado Time and Language. Una vez dentro seleccionamos Language. Les aparecerá la siguiente página en la que cliquearemos la opción "Add a Language" como se indica en la siguiente captura.
 
 
Se abrirá una ventana para que escojan el idioma a cambiar. En nuestro caso, lo haremos con el español de México. Este paso es muy importante, ya que no cualquier región lo hace por completo. Algunos tan solo son diccionarios locales.


Le damos a Next. Nos aparecerán unos casilleros, los cuales deberán estar todos marcados. Finalmente, a Install
  
 
Esperamos un tiempo a que se instale, hasta que nos aparezca el siguiente mensaje, donde tendremos que cerrar sesión y volvera a abrirla. Con eso ya nos aseguramos de que nuestro sistema ya esté disponible en español

Windows 11

El método en esta versión es casi idéntico al 10; lo que cambia un poco es la disposición de los elementos, pero nada del otro mundo. Nos vamos a la app de configuración y nos dirigimos a la sección Lasnguage & region
 
Hacemos clic en el botón "Add a language". En la ventana que se nos abre elegimos el español de México. Nuevamente, hay que tener cuidado al momento de elegir la región ya que la mayoría son tan solo paquetes de diccionario.

Ahora marcamos todas las casillas, tal cual se muestra en la siguiente captura, y cliqueamos en "Install".


Eso sería todo. Ahora, hay que esperar hasta que nos pida que reabramos la sesión, como en Windows 10.

Tutorial en video

Originalmente el tutorial iba a abarcar tan solo una entrada en este blog, aunque coincidiendo que últimamente estoy incursionando nuevamente y desde hace un tiempo con los tutoriales en mi canal de YouTube, he optado por realizar una versión audiovisual con el mismo contenido.
 

¿Qué hay de otras versiones?

Este tutorial abarca el cambio de idioma en las versiones de Windows 10 y posteriores. Dado a que la forma de hacerlo son casi idénticas, he preferido hacerlo en estos dos lanzamientos y postergas el resto, como Windows 8 y anteriores. Por ende, considero mejor resumirlos en otro artículo en un futuro próximo. Lo prometo ;)

Leer más...

5 proyectos interesantes de GitHub

miércoles, 24 de agosto de 2022

GitHub es una de las plataformas de gestión de repositorios más utilizadas. Fue creada en 2008 y con los años ha pasado por varios hitos que la han marcado internamente, desde superar a sus principales alternativas como SourceForge y Google Code (esta última desaparecida en combate) hasta ser adquirida en su totalidad por Microsoft. En la actualidad cuenta con más de 200 millones de repositorios, lo que hace inevitable que nos topemos con algunos interesantes.

A propósito, voy a enumerar cinco de ellos que en lo personal veo que valen la pena hacerles un resumen de lo que tratan, así como también enlazarlos por si llegan a ser de tu interés.

Awesome GitHub Profile README

Una de las características que destacan a GitHub es la posibilidad de crear una especie de "biografía" en la página de tu perfil. Consiste en un documento con formato markdown que creas en un repositorio personal, el cual se vincula automáticamente con tal de que se muestre por defecto para cualquier visitante que ingrese.

Varios usuarios han ido más allá y la usaron para demostrar sus capacidades creativas e hicieron obras de arte magníficas. La prueba está con Awesome GitHub Profile README, un proyecto que abarca una recopilación de aquellos perfiles interesantes para ver; desde trocitos de código sueltos hasta juegos incrustados.

Sitio de Awesome GitHub Profile README 

Código fuente de MS-DOS


Uno de los puntos que más se le critica a Microsoft es el de no liberar el código fuente de su software. Y si bien es cierto que en esta última década ese aspecto se ha flexibilizado bastante con proyectos clave como el reconocido subsistema de Linux para Windows y el entorno de desarrollo Visual Studio Code, sus productos estrella como Windows y Office siguen permaneciendo cerrados.

Sin embargo, y como mencioné de esa cercanía que está teniendo últimamente con el software libre, hace ya un tiempo la propia empresa puso a disposición el código de las versiones 1.25 y 2.0 de MS-DOS, de forma completamente oficial.

Código fuente de MS-DOS 1.25 y 2.0

Código fuente del Apolo 11


En 1969 se informó de que por primera vez en la historia el hombre logró pisar el suelo de la luna. Pero antes de que esto fuera realidad, la agencia espacial estadounidense (NASA) diseñó y elaboró el Apollo XI (o Apolo 11 en español), un cohete que contaba con capacidad para tres tripulantes y llegaba a recorrer centenas de miles de kilómetros con tal de arrivar a dicho satélite. Esto se logró gracias a un amplio equipo de ingenieros que se encargó de programar la maquinaria necesaria para que pudiera funcionar y de este modo poder manejar la nave tanto interna como externamente. E independientemente de la época, se escribieron miles de líneas de código.

40 años después de ese acontecimiento, más precisamente en 2009, la NASA y Google acordaron liberar ese código fuente con tal de que la gente pudiera observar cómo solía ser un código de programación hace 40 años atrás. Hoy en día esa información está alojada bajo un repositorio en GitHub.

Código fuente del Apollo 11

El recetario

¿Quién dijo que GitHub solo sirve para alojar software? Si aprovechas al máximo su potencial puedes llegar a publicar hasta una guía de aportes sobre cosas de la vida cotidiana en general. Particularmente, este está pensado para todo aquel que ama la cocina y el arte culinario en general. En sus recetas encontrarás los ingredientes, la preparación, algunas notas útiles y hasta las fuentes de donde se consiguió la información.

Repositorio con recetario

GitHub Cheat Sheet

Y termino con otro recopilado sobre un listado bastante interesante que resume en detalle las distintas funcionalidades que tiene la plataforma, y que probablemente muchas de ellas no las conoces o no sabes bien de qué se tratan. También incorpora comandos que puedes usar directamente con el gestor de versiones Git. En definitiva, te tocará descubrirlas y probarlas por tu cuenta.

GitHub Cheat Sheet 

Leer más...

Trucos útiles de VMware Workstation

miércoles, 17 de agosto de 2022


Muchos de ustedes saben que desde hace varios años hago uso de VMware Workstation para crear y administrar las máquinas virtuales que se aprecian en la gran mayoría de mis videos. Este software es bastante potente para lo que fue diseñado y brinda opciones de todo tipo para gestionar casi cualquier virtualización, tanto locales como aquellas que estén alojadas en un lugar remoto.

Gracias a la experiencia que fui adquiriendo con el paso del tiempo, pude aprenderme unos cuantos trucos interesantes que más de una vez me han servido de ayuda en el trabajo. Y a continuación se los voy a compartir.

Crear máquina virtual a partir de una snapshot

Este truquito es sencillo, aunque estoy seguro que más de uno lo habrá dejado pasar desapercibido. Se trata de poder realizar una copia exacta de una máquina virtual a partir de una Snapshot (o imagen instantánea) que hayamos creado previamente. Nos será sumamente útil por si queremos clonar una y preferimos solo conservar su estado actual, ahorrándonos así un montón de espacio en disco que fácilmente se llegue a consumir por estas copias de seguridad.

Para eso, nos dirigimos a la máquina virtual y seguimos los siguientes menús: VM > Manage > Clone


Se abrirá un asistente. Le damos a siguiente en la primera página.

Selecionamos la segunda casilla y elegimos la snapshot que queramos para la clonación. En la próxima pantalla elegimos Create a full clone, después le ponemos un nombre y ubicación. Finalmente se creará una con los parámetros que le hemos asignado.

Apagar una máquina que no responde

Si utilizas este programa con frecuencia, es probable que en algún momento te hayas topado con imposibilidad de apagarlo bajo ningún modo, quedándose estancado dentro de la memoria. Si quieres hacerlo forzosamente y sin tener que reiniciar tu equipo por completo, aquí te muestro lo que puedes hacer.

Primero accedes al administrador de tareas, y te diriges a la pestaña de Procesos. Buscas uno que tenga el nombre de vmware-vmx.exe y lo cierras. Muy fácil, ¿verdad?.

 

Iniciar una virtualización a pantalla completa

La edición Workstation de VMware trae consigo unas cuantas utilidades pequeñas pero no menos interesantes. Una de ellas es el modo KVM, que te permite encender una máquina virtual directamente desde un comando, sin tener que ingresar a la interfaz principal y seleccionar la deseada para iniciarla.

Para ejecutarla de esta forma, primero tendremos que encontrar su archivo VMX. Es el que tiene todas las configuraciones que usa el programa para leer sus parámetros y así iniciar la correspondiente virtualización. Se encuentra yendo a la ventana de configuración, y sitúandote en la pestaña Options. En el panel de la izquierda revisa que esté seleccionada la casilla General. Si es así, ve a la sección con el nombre "Working directory".

Una vez hayamos encontrado el archivo en esa dirección, crearemos un acceso directo desde nuestro escritorio y le asignamos la siguiente ubicación (lo que está en negrita es el directorio donde está instalado VMware Workstation, el cual puede variar si lo has instalado en otra carpeta).

C:\Program Files (x86)\VMware\VMware Workstation\vmware-kvm.exe   "la dirección con comillas"

Desactivar Ctrl+Alt+Supr

Si nos encontramos dentro de una máquina encendida y queremos presionar la famosa combinación de teclas Ctrl+Alt+Supr, nos daremos cuenta que tendremos que utilizar una parecida, que es Ctrl+Alt+Insert. Esto se da para evitar conflictos con el sistema operativo host y que no se interfiera de ninguna manera.

Si te resulta molesto que te recuerde que no debes pulsarla por ese problema, dirígete al archivo config.ini que se encuentra en el directorio C:\Users\nombredelacuenta\VMware\VMware Workstation\. Ábrelo con un editor de texto y agrega una nueva línea al final con lo siguiente:

mks.ctlAltDel.ignore = "TRUE" 

Ubicación de VMware Tools

Las VMware Tools son una utilidad básica que mejora notoriamente nuestra interacción entre la computadora local y la máquina virtual, permitiendo entre otras cosas la posibilidad de compartir archivos directamente, transladar el cursor entre una zona y otra, habilitar las carpetas compartidas, etcétera.

Se encuentran en la carpeta donde está instalado el programa, que habitualmente es C:\Program Files (x86)\VMware\VMware Workstation. Se distribuye dentro de las siguientes imágenes ISO, divididas por plataforma.


Ocultar la barra superior

No podía faltar. De hecho, es tan sencillo que no hace falta que te vuelvas a dar un repaso por esta entrada siempre que quieras consultar cómo es. Se trata del modo Exclusivo (o Exclusive Mode), muy similar al modo de pantalla completa con la mera diferencia que esa famosa barra de arriba desaparece por arte de magia. Y además, imposibilita cualquier otra interacción que se le pueda hacer al sistema anfitrión, lo cual es ideal por si quieres "transladarte" de SO en cuestión de segundos.

 Y si quieres desactivarlo, es tan simple como pulsar Ctrl+Alt, donde volverás a verla.

Leer más...

Cómo revivir la apariencia de Google de 2012-2013

domingo, 31 de julio de 2022

No hace falta decir que Google es el buscador más utilizado a día de hoy. Su cuota de mercado es tan elevada que mantiene una distancia bastante importante con sus principales rivales en la materia. Y como todo servicio de internet, ha contado con distintas revisiones e improvisaciones que se han ido aplicando con el paso de los años.

Pero como siempre, existe gente que añora esos tiempos y desea volver a recordarlos intentado regresar a lo que fue su estética en determinado tiempo. Concretamente, en este artículo abarcaré cómo aplicar aquella que se veía hace diez años atrás, siempre y cuando estés usando Chrome, Firefox u Opera.

Para poder revivir dicha apariencia, usaremos Stylus, una extensión para los navegadores mencionados que permite cambiar el diseño a uno o varios sitios web en específico, pudiendo personalizar casi por completo su código CSS. Surgió como un fork de Stylish, contando con las mismas funciones básicas e introduciendo una completa integración con su tienda de estilos donde puedes buscar modificaciones publicadas por otros usuarios, ya de paso brindándote la posibilidad de subir el tuyo propio.

Paso a paso

La primera parte depende de tu navegador web. Si usas Chrome tendrás que ingresar a la página correspondiente del Chrome Web Store. Ahí le das a la opción "Añadir a Chrome", y en la ventana que se te abrirá a "Agregar Extensión".

En el caso de Firefox el procedimiento es similar. Primero se instala la extensión ya mencionado desde la tienda de addons a través de este link. Luego le tendrás que dar autorización cuando se te pregunte, así podrás obtenerla sin más.
 
Y si tienes Opera, pues es casi lo mismo. Te diriges a Opera Addons y cliqueas en la opción "Añadir a Opera".

Una vez que la hayamos instalado y activado correctamente, ingresamos a la página principal del buscador de Google. Ahí hacemos clic en el logo de Stylus que se nos había creado y luego a "Buscar estilos" como pueden apreciar en la siguiente captura. Si el botón del icono no aparece, tendrás que cliquear en el de extensiones y posteriormente al elemento Stylus.


Se nos desplegará un listado de temas para instalar. En el cuadro de texto que se muestra arriba, escribimos "google 2013" y le damos a enter. Nos tiene que mostrar algo como esto:


Nos movemos al resultado que posee el nombre "2012-2013 Google" (en mi caso es el primero que aparece). Le hacemos clic sobre la captura para que se instale directamente. Una vez hecho esto, automáticamente se nos deben aplicar los cambios, pudiendo visualizarlos en la misma página sin tener que reiniciar. Ahora solo falta realizar una búsqueda ;)




Con esos sencillos pasos ya tendrás la apariencia de Google de hace 10 años atrás, incluyendo el veterano logotipo que lo acompañó durante mucho tiempo hasta su renovación en 2015. Como habrás podido notar, no es difícil de hacer.
Leer más...

Cuatro ventajas de usar Linux

jueves, 21 de julio de 2022


Resulta un poco contradictorio que en un canal de YouTube como el mío donde el más del 90% del contenido abarque a Microsoft Windows y a sus programas en general, se hable de uno de sus clásicos y famosos competidores como lo es Linux. Aunque siendo sinceros, que me dedique a subir contenido íntegramente relacionado no implica esplícitamente que esté en contra del resto, ni mucho menos.

Cabe aclarar que mayoritariamente su denominación correcta es GNU/Linux debido a que Linux es tan solo el nombre del kernel, donde con la implementación de paquetes básicos de software desarrollados por la fundación GNU termina derivando en esa nomenclatura. Aunque a veces dicha colección puede no provenir directamente de esa organización, sumado a que el término Linux es mucho más conocido, por lo que se prefiere usar el último para englobar a todos los que provengan de ese núcleo.

A todo eso existe una gran controversia por la utilización de estos términos, de la cual no voy a poner enfoque en este momento ya que el eje principal es repasar cuatro de sus virtudes.

(Casi) no tiene virus

Uno de los puntos más fuertes y destacados de este sistema operativo es su escasez de malware. Si bien no está cien por ciento libre de el ya que todo programa informático es vulnerable, su cantidad es ridículamente inferior a la de Windows o incluso la de Android. 

¿Los motivos? Su baja cuota de mercado, ya que un ciberdelincuente prefiere conseguir la mayor cantidad de víctimas y obviamente le sirve ir por lo más usado. También es cierto que al tratarse de algo muy poco globalizado, sus usuarios tienden a estar más experimentados y disponer de un mayor sentido común a la hora de realizar determinadas acciones, como descargarse cosas de fuentes no confiables.

Diversidad

Algo que distingue (y mucho) a Linux en comparación a su rivalidad es la forma en la que se distribuye. En lugar de disponer de un software unitario distinguido por versiones oficiales que se van lanzando eventualmente, este se basa en distribuciones, las cuales están compuestas de diversos paquetes. Por mencionar algunos, el administrador del inicio, el gestor de paquetería, el servidor gráfico, uno o varios entornos de escritorio y distintas aplicaciones del día a día. Y hay para todos los gustos; aparte de los genéricos, contamos para edición audiovisual, aprendizaje, programación, ciencias, científicas, y un largo etcétera.

Esto va de la mano de lo que mencioné al principio: Linux es tan solo un núcleo. La forma en la que se puede convertir en algo completamente utilizable es a partir de las distintas herramientas básicas que se implementan en el. No necesariamente porque sea open source, ya que existen otros con esa índole como Solaris o ArcaOS.

Ubuntu Studio es un sabor de la distro del mismo nombre, diseñada para productores audiovisuales.

Gratuidad

Es algo bien sabido. Salvo algunas distribuciones enfocadas específicamente al entorno empresarial, este sistema es completamente gratis y no hay que pagar nada para usarlo. Esto también se lo destaca como alternativa, evitando así comprar una licencia de por medio o instalar cracks desconociendo si realmente cumplen con su función y/o se camuflan con malware dentro.

Este mismo esquema suele aplicarse con otras utilidades de pago, como ocurre con GIMP hacia Photoshop o LibreOffice con Microsoft Office. Claro que sustituirlas y deshacerse por completo de ellas puede resultar ser un proceso tedioso, especialmente cuando existen ciertas funcionalidades que no se encuentran disponibles en dichas alternativas o bien están menos desarrolladas, implicando a veces unan mayor complejidad al momento de uso.

Modularidad

Como ya mencioné en el punto diverso, Linux está distribuído en miles de formas: si no nos gusta una determinada personalización, tenemos la opción de cambiar de distro en base a nuestras necesidades y gustos. O bien, podemos desinstalar o sustituír aquellos componentes que no queramos o simplemente consideremos más apropiados en lo personal.

En Windows, por ejemplo, esto se limita un montón y cualquier cambio que le queramos realizar, por más minúsculo que llegue a ser, no contamos con ninguna garantía de que funcione correctamente en nuestro equipo. De hecho, y dada la forma en la que está diseñado ese sistema es mucho más sencillo que se termine corrompiendo algo, también por la gran integridad que posee entre sí.

Las opciones de personalización en el universo del pingüino son casi infinitas; podemos hasta imitar otro sistema operativo


Leer más...

Cómo restaurar la interfaz Ribbon en el explorador de Windows 11

miércoles, 13 de julio de 2022

En medio de su polémico lanzamiento, una de las características que uno puede destacar de Windows 8 es la implementación de la cinta de pestañas en el explorador de archivos. Algo que ya se había comenzado a aplicar en un par de utilidades preinstaladas del 7 y que más adelante se extendió de esa manera. Nueve años después, y mientras muchos estaban casi seguros de que el 10 iba a ser la última versión de este sistema operativo, arrivaría Windows 11 y como ya es sabido trajo consigo un montón de cambios relevantes en la interfaz de usuario; entre ellos, una renovada apariencia en el mismo explorador de archivos.

Como suele ocurrir en este tipo de situaciones, existen varios usuarios que por distintas circunstancias les gustaría regresar al anterior, ya sea por nostalgia o porque simplemente quieren experimentarlo en esta versión. Lo bueno es que no hace falta instalar ningún programa ni nada que toque algún archivos importante de nuestra máquina para conseguirlo, ya que todavía sigue estando presente nativamente.


Paso a paso

Lo único que tendremos que hacer es crear un par de claves en el registro, las cuales activarán automáticamente la cinta de pestañas
  1. Abrimos el editor de registro. La forma más sencilla es mediante la combinación Windows + R, y luego introduciendo regedit. Se ejecuta como administrador.
  2. Una vez dentro, escribimos la siguiente dirección:
    Equipo\HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Shell Extensions
  3. Creamos una nueva clave, como aparece en la imagen

  4. Le proporcionamos el nombre "Blocked"
  5. Abrimos el directorio creado, y le creamos dentro un valor de de cadena

  6. En la ventana que te aparece, ponle el siguiente código:
    {e2bf9676-5f8f-435c-97eb-11607a5bedf7}
  7. Una vez creada la clave,hazle doble clic y establécele el valor "<delete>", de la siguiente formas. No olvides darle a Aceptar.
     
     

Si seguiste todo al pie de la letra, solo queda cerrar la sesión y volver a iniciarla para que los cambios tengan efecto. Así debe quedarte el resultado final:

 
Ahora bien, si deseas retornar a la vieja apariencia, es tan sencillo como eliminar la clave que habías creado en el tercer paso.


Leer más...

El día que Adobe regaló involuntariamente su suite

martes, 12 de julio de 2022

Adobe Creative Cloud es el paquete de creatividad por excelencia para muchos. Considerada como la madre de las principales aplicaciones de la misa empresa, tiene entre sus estrellas a Photoshop, que también se considera como el referente en su categoría a tal punto que se ha convertido en sinónimo de "editar fotos". Pero no solo va de la mano de la edición específica de imágenes: Illustrator, InDesign, Flash (ahora Animator) y After Effects son otros programas que lo caracterizan y que también le deben su popularidad.

El gusto de usarla es muy grande para un montón de usuarios, pero sabemos que no es gratuita, y pagar por ella no es algo que todos puedan hacer, especialmente cuando solo existe un modelo de pago en la actualidad que es el de la suscripción. Y contamos con dos opciones legítimas para usarlo: o bien pasar por caja, o hacerse con la prueba de 7 días disponible.

La excepción

A principios de 2013, y en la época donde se denominaba Creative Suite, varios llegaron a descubrir que Adobe estaba ofreciendo todos los programas de una versión anterior de la suite completamente gratis en su sitio web, contando como único requisito estar registrado con una cuenta en la misma página (lo cual tampoco requiere de un coste y se puede realizar en cuestión de minutos).

Y como era de esperar, distintos portales salieron a la luz a mencionar el hecho diciendo que la propietaria del software estaba brindado la posibilidad de otorgar el paquete entero junto con sus programas (Photoshop, Illustrator, Premiere Pro, entre otros) con la novedosa ventaja de no pagar. Sin embargo, no han tardado en llegar las consultas de los usuarios sobre los motivos, especialmente porque este tipo de paquetes siempre han sido costosos y que justo se les ocurra liberarlo de esta manera es algo que llama la atención, como había mencionado.

 

Qué fue lo que realmente pasó

Todo comienza a fines del año anterior (2012), donde tras el surgimiento de una falla técnica interna, los servidores que se encargaban de validar las activaciones de la Creative Suite 2 habían sido desactivados repentinamente. Recordemos que para que una copia sea considerada genuina, es impresindible establecer una conexión a esos equipos con tal de que le otorguen la verificación pertinente. De todos modos, como ya se consideraba un lanzamiento antiguo (más de 7 años de antiguedad en ese entonces) Adobe optó por brindarles una serial a todos aquellos clientes que lo habían adquirido previamente.

Dada la polémica, distintos trabajadores y colaboradores de la empresa se encargaron de contestar en los foros sobre ese mismo fallo técnico, aclarando que en realidad el propósito no era el de dar los programas sin coste así nomás; todo lo contrario a lo que se había repetido en un comienzo.

El aviso oficial que mencionaba el inconveniente

De igual forma es bueno reconocer también el error de Adobe de haber aclarado tarde este asunto y no avisar antes de que se "clausuró" la activación habitual por unos inconvenientes.

Leer más...

Una Mac también puede ser una PC

viernes, 8 de julio de 2022

Han sido varias las ocasiones en las que me topé con sitios web, especialmente de descargas, donde cuando un determinado programa estaba disponible tanto para Windows como macOS (y eventualmente otros sistemas operativos), al momento de referirse a este primero se lo denominaba "PC" tratándolo como un sinónimo, dejando al sistema de Steve Jobs como si fuera algo completamente heterogéneo.

Captura de download.com del año 2000. Nótese que Windows es reemplazado por la palabra "PC" mientras el resto mantiene su denominación original, incluído Windows CE.

Su famosa definición

Como muchos sabemos, PC son las siglas de Personal Computer que se traduce como computadora personal. A simple vista su definición puede resultar sencilla, pero curiosamente la Real Academia Española no posee una específica para ese término en su diccionario (algo extraño, porque un tweet si la tiene), sin embargo, existe en los varios del idioma nativo. En el caso de Oxford, por ejemplo, lo menciona como una computadora diseñada para que una persona la utilice en el trabajo o en casa.

Teniendo eso en consideración y recalcando lo que dice la anterior denominación, su significado es bien simple: representa a todas aquellas computadoras pensadas para un individuo y que generalmente se le de un uso con esos fines, más allá del firmware o software que ejecute o del hardware que contenga dentro. Lo importante es que sea una máquina funcional perteneciente a una persona, de ahí el nombre. Ahora bien, si tan llana es la cuestión, ¿por qué hay toda toda una controversia detrás de esto?.

Antes de Windows XP (o 2000 para algunos) este sistema se distribuía en dos segmentos: una para el hogar y uso familiar, y otra para entornos de trabajo (como oficinas) y servidores.

Porque el medio te hace idiota


Recuerdo que hace unos años llegué a ver en la caja de comentarios de un blog una pequeña discusión sobre este tema. El asunto era que justamente alguien había comenzado a señalar a las "PC" como todo aquel ordenador con Windows y a "Mac" al de la manzana. Y mientras él se defendía alegando que ese término estaba impuesto por el "medio", se le contestó que el verdadero problema era que el propio medio lo hacía idiota.

Considero que no le falta razón. Es cierto con el transcurso del tiempo esta confusión se ha instalado a tal punto que mucha gente suele hacer esa diferencia inexistente, cuando es bien sabido que una Macintosh no es más que una máquina ensamblada por Apple y con la mayoría de componentes propios, así como de programas. Ojo, que no estoy criticando a la empresa; solo hago mención a la situación que se ha generado principalmente por la mala utilización de las palabras, como es el caso de la primera captura.

¿Y qué hay de las computadoras no personales?

Pues sinceramente no es algo que tenga mucha ciencia. Como dije, una PC es todo aquel equipo que, independientemente del software que posea y del uso que se le de, es propiedad de una persona en particular, de ahí la palabra personal. Y así como hay de ese tipo, también existen las que son propiedad de empresas las cuales son normalmente utilizadas por sus empleados, como pueden ser oficinas, laboratorios, cajeros, o incluso servidores. En muchos casos son también conocidas como Workstation.

...como una de las ediciones de Windows NT, pensada esapecialmente para esos entornos.


Leer más...