Cómo crear un buscador de Google para tu web

lunes, 27 de junio de 2022

¿Tienes una página web y quieres implementarle un buscador, pero no sabes cómo? ¿O simplemente deseas usar el motor de Google exclusivamente para averiguar lugares que se encuentren dentro de un sitio en específico?

Es cierto que algunos gestores de blog gratuitos como Wordpress o Blogger ya cuentan con uno preimplementado, pero hay ocasiones en las que esto no es así; en especial con aquellos que son más completos y funcionan como una CMS alojada sin ningún costo. Dado a eso, Google posee un servicio que permite crear un mini buscador a una web, haciendo uso de su motor y con la posibilidad de personalizarlo de distintas maneras.
 

La "búsqueda programable"

Programmable Search Engine es un producto gratuito que permite crear un motor de búsqueda enfocado en uno o más de un sitio escogido. Es muy sencillo y lo único que vas a precisar es iniciar sesión con una cuenta de Google
 
Pinchamos en este enlace. Voy a hacerlo con el nuevo diseño, para cuando quiten el anterior esto siga sirviendo y no haya que aclarar cosas. Tendría que salirnos un formulario como este:

Primero le asignamos un nombre cualquiera. Dejamos la casilla Buscar sitios o páginas específicos marcada, y en el cuadro de texto que aparece debajo introducimos el sitio al cual queremos hacerle un buscador. Puede ser un dominio, un subdominio interno o una página en particular; en el mismo lugar están marcados unos tips de cómo escribirlo según nuestro objetivo.
 
Luego elegimos si queremos permitir la búsqueda de imágenes, y que Google pueda filtrarnos esos resultados en base a la sensibilidad y completamos el captcha. Con eso bastará para que nos deje generarlo.

 

Ahora solo nos queda copiar el código a donde queremos insertar el cuadro, como bien se nos menciona. En mi caso lo inserto aquí directamente, para que puedan apreciar mejor el resultado:
 

Herramientas de gestión

Gracias a la función de personalizar, podemos administrar los buscadores que hemos creado y realizarle varias acciones, como cambiarles el diseño, el logo a mostrar, el idioma e incluso a qué sitios se va a dirigir. También hay distintos parámetros para la página de resultados.
 

Leer más...

Editar una página web desde el navegador

sábado, 25 de junio de 2022

Está claro que hay sitios web de todo tipo y de todos los diseños. Entre ellos, una variedad incontable presencian distintas particularidades en materia visual, que probablemente te hayan inspirado en editarlas como si de un documento de Word se tratasen. Por lo que, si te gustaría convertir tu navegador en una especie de editor de páginas, estoy seguro que esto te va a interesar.

Para los que llevamos muchos años navegando por Internet es normal que lo sepamos de antemano, pero si no llega a ser tu caso pues aquí te lo explico en tres simples pasos, probado y adaptado a los navegadores web más usados. Cabe aclarar que esto no se trata de ningún hack ni nada por el estilo. Únicamente afecta al lado del cliente, implicando que cuando recargues volverás a ver la versión original. 

Paso a paso

Antes que nada, no te olvides de dirigirte al sitio que quieres editar.

  1. Copia el siguiente código y pégalo en la barra de direcciones: document.body.contentEditable = true; document.designMode = 'on'; void 0
  2. Agrégale la frase javascript: al comienzo de lo que pegaste. Debe quedar de la siguiente manera:
    javascript:document.body.contentEditable = true; document.designMode = 'on'; void 0

  3. Presiona enter.

Si hiciste todo correctamente, deberías poder interactuar con los objetos. Técnicamente hablando, lo que hace este script son dos cosas: la primera que la etiqueta body del HTML junto con sus elementos sean editables, y la segunda habilitar el modo de diseño, lo que nos permite manipular los objetos gráficamente con la propiedad anterior. Por último, se le indica que la función devuelva un resultado indefinido, evitando que nos salten errores.

¿Y para desactivarlo?

Existe una forma muy práctica de deshabilitarlo sin tener que reiniciar el sitio y no perder los cambios que hayamos realizado. Es tan simple como repetir el procedimiento anterior, pero en el primer paso, utilizando el siguiente código:

document.body.contentEditable = false; document.designMode = 'off'; void 0

Leer más...

Se acerca el final de Windows 8.1

viernes, 24 de junio de 2022

Al igual que ocurrió hace dos años con Windows 7, ahora los días contados están siendo trascendentes para Windows 8.1. Cuando ya nos habíamos olvidado del momento donde Microsoft dejaba de actualizar definitivamente aquel gran lanzamiento (conocido por muchos como el nuevo XP) parece ser que en un futuro muy cercano le tocará a uno de sus sucesores.

Así como lo dejé escrito en el título, a Windows 8.1 solo le quedan unos meses de vida. Esto implica que su último soporte vigente (el extendido) finalizará el próximo 10 de enero de 2023; a partir de esa fecha no se publicarán más actualizaciones de seguridad ni de revisión de bugs, como en cualquier entrega.

Su recepción en el mercado

Es bien sabido de que Windows 8.1 surgió a partir del controvertido Windows 8, el cual se prestaba a una especie de actualización para tratar de subsanar la mala crítica, trayendo de vuelta el botón inicio (sin menú) e incorporando otras herramientas. Entre eso, y la posterior llegada de Windows 10 que complementó esos errores lo repercutió por completo.

Según Statcounter, en mayo de 2022 esta versión reportó una cuota de mercado de 3,06%. Supera por dos puntos y medio al XP, pero está muy por debajo del 7 que con 13,03% se consolida como la segunda más utilizada.


Mediante la misma fuente, podemos ver cómo ha cambiado la línea de uso con el transcurso del tiempo. El pico más alto al que llegó Windows 8.1 se dio en julio de 2015, donde logró posicionarse como la segunda más usada, llegando a superar el 19%. A partir de ese entonces comenzó a bajar lentamente.

Estas dos situaciones dejan en claro que esta versión nunca ha sido muy significante para los usuarios en general, y aquellos que lo llegaron a usar la gran mayoría ya migraron su sistema operativo.

Las alternativas tras el final

Si eres de aquellos que lo siguen usando, pues está más que claro que tú decidirás el rumbo de la máquina. O actualizarte a un lanzamiento más reciente, o seguir con el mismo y pasar por alto los inconvenientes que arriven a largo plazo. Hasta puedes aprovechar la oportunidad para probar una distro de Linux y sustituirla en su lugar (realizando una copia de seguridad previamente, a no ser que te sea indiferente la pérdida de datos).

Leer más...

Cómo descargar Windows 11 desde el sitio de Microsoft

lunes, 20 de junio de 2022

Si en esta entrada te explicaba en detalle cómo podías descargar una copia fresca de Windows 10 desde el sitio web oficial de Microsoft y sin necesidad de acudir a lugares ajenos, ¿por qué no mostrártelo esta vez en un lanzamiento más reciente? ¿Tendrá la misma manera o habrá algún cambio de por medio?.

Pues afortunadamente es posible usar prácticamente el mismo método con la última versión de este sistema operativo y de forma completamente legítima. Vale aclarar que lo tendrás sin licencia con la salvedad que hayas adquirido una previamente; de lo contrario tan solo recibes la copia sin más.

El procedimiento

Primero ingresa al siguiente enlace. Te saldrá una página idéntica a la de la captura, donde contarás con tres métodos disponibles para ello.

De todos estos nos dirigimos al que dice "Descargar imagen de disco de Windows 11 (ISO)". Es idéntico al que había detallado en la entrada sobre Windows 10 y que en lo personal lo considero como el más directo ya que no requiere de ninguna herramienta adicional.

Dejamos la lista desplegable con la opción Windows 11 (multi-edition ISO) marcada y le damos al botón de Descarga. Automáticamente, y como último paso, nos solicitará que seleccionemos un idioma para nuestro producto. Finalmente nos permitirá descargar el sistema en la única opción que tendremos disponible, a sabiendas que el soporte para la arquitectura de 32 bits fue revocado por completo.

Como es habitual, lo tendremos en una imagen ISO la cual pesará aproximadamente unos 5GB. Por lo que es bueno saber de antemano que será fundamental contar con una conexión a internet estable y suficiente espacio de almacenamiento para donde se vaya a alojar. Dado que es un archivo muy grande, es aconsejable utilizar un gestor de descargas, más que nada si quieres aprovechar al máximo la velocidad de tu navegación y de este modo asegurarte que hayan menos probabilidades de que surjan interrupciones.

También se nos recuerda que el enlace generado tendrá una disponibilidad de 24 horas a partir de su creación. Culminado ese tiempo hay que volver a realizar el procedimiento, aunque ya vimos que no es nada del otro mundo.

Requisitos mínimos de Windows 11

Como ocurre con cualquier programa, es importante conocer sus requisitos antes de instalarlo y de esta forma saber que si ocurre algún error no será por problemas de compatibilidad con nuestro equipo. En esta página se listan todos, que resumidamente son:
  • 4GB de memoria RAM.
  • Procesador de 1GHz con dos núcleos y arquitectura de 64 bits.
  • 64GB de almacenamiento (es posible que se necesiten más en caso para las actualizaciones).
También se pide contar con TPM 2.0 y Secure Boot, aunque hay varias maneras extraoficiales de poder evadir esto e instalar Windows sin contar con ellos. Yo incluso he podido hacerlo en una PC sin el módulo de TPM y no he tenido mayores inconvenientes.

Otros requisitos no excepcionales son contar con una conexión a internet para la habilitación de ciertas características como la cuenta Microsoft, o una tarjeta gráfica para las animaciones, efectos en las ventanas y otros elementos de la interfaz.

Leer más...

La novel IA que genera imagen a partir de texto

jueves, 16 de junio de 2022

El concepto de inteligencia artificial (abreviado y conocido generalmente como IA) se originó hace más de 50 años, pero no fue hasta últimas décadas donde se empezó a profundizar y a crear los primeros conceptos que de menor a mayor medida se lograban implementar. Gracias a su enorme trabajo existen los asistentes de voz, los algoritmos que usan los buscadores de la web y otros sitios para brindar recomendaciones, entre muchos otros ejemplos.

Y es así como últimamente se viene hablando de un nuevo programa que permite crear imágenes a partir de una frase introducida, haciendo uso de la inteligencia artificial. Es el caso de DALL-E Mini, una aplicación que justamente nos mostrará un puñado de imágenes basadas en una determinada frase que le hayamos proporcionado.

 Logo de DALL-E Mini. Según se cuenta en su repositorio oficial, fue creado usando el mismo algoritmo.

Cabe aclarar de que esto se trata de una edición reducida de un aplicativo con el mismo nombre en su segunda versión (DALL-E 2). Donde a diferencia de su padre el cual se encuentra en fase de pruebas y solo pueden experimentarlo una cantidad limitada de personas, no posee la habilitdad de crear letreros a partir de texto, modificar imágenes existentes y sus resultados aparecen en una menor resolución a la que se lograría apreciar en su sucesor.

También cabe mencionar que es de código abierto, lo que implica que cualquier persona puede ver cómo se programó e incluso realizar una bifurcación, obviamente bajo las condiciones de su licencia.

Algunas pruebitas

 



Como se observa en las imágenes previas, los resultados que se llegan a conseguir son sumamente extravagantes. Tan es así que no habría porqué quejarse de su baja calidad o de las caras bizarras que pueden llegar a salir; total es gratuito, y lo mejorcito que te puedes encontrar en Internet (al menos de momento). 

Leer más...

Un día sin Internet Explorer

El 15 de junio de 2022 (ayer según la fecha de esta entrada) Microsoft dejó de soportar oficialmente Internet Explorer, que durante más de 10 años fue su producto estrella en materia de navegación web al igual que Windows lo es en el mercado de los sistemas operativos. A los pocos años de lanzarse logró liderar su rubro, llegando a superar por amplia diferencia a Netscape. Aunque tras la llegada de Google Chrome, esto empezaría a desmarcarse de forma paulatina, y lo que en su momento era un gran éxito terminó quedando en el olvido, prácticamente en las mismas condiciones en las que se encontró su primer competidor.

Internet Explorer se ha llevado expresiones y usuarios de todos los colores. Están los que lo extrañan y sienten nostalgia por el, los que lo odian y consideran oportuna su desaparición o lo que simplemente lo pasan por alto sin emitir ningún sentimiento. O de repente lo ven como algo que cumplió con su función y ahora se encuentra "jubilado".

¿Qué sucede si ejecuto Internet Explorer a partir de ahora?

He visto en varios portales de noticias, e incluso en diarios bastante conocidos donde no es habitual que se publiquen este tipo de cosas acerca de un apagón total del programa el cual imposibilitaría su ejecución. Si bien es cierto de que Microsoft hará un esfuerzo para tratar de imponer Edge en su lugar, es más que evidente que esto no va a suceder del todo, tanto por cuestiones técnicas como de compatibilidad.

 Internet Explorer, en ejecución el mismo día del final
 
En base a esto, Microsoft ya tiene elaborado una especie de cronograma con distintas "fases". La primera que se vio fue la del fin de soporte, lo que implica que en un futuro se comenzarán a implementar otros métodos, como bien podrían ser actualizaciones que eliminen el navegador por completo, donde al abrirlo se redireccionará automáticamente a su sustituto. Esto con la obviedad de que solo ocurrirá en las versiones más modernas de Windows.

El "modo IE" de Edge

Tras la llegada de Microsoft Edge basado en Chromium, una de las herramientas internas que más llamó la atención es el modo de Internet Explorer. Este permite ejecutar sitios web intercambiando el motor de navegación incorporado al clásico Trident del anterior navegador. Todo como una sustitución a usar un programa ya obsoleto, y pensado exclusivamente por motivos de compatibilidad.
 
Configuración del modo de compatibilidad con Internet Explorer que posee Edge.
Leer más...

Cómo transformar Firefox en Edge

martes, 14 de junio de 2022


Recuerdo perfectamente que antes de que arribara la versión 57 a Mozilla Firefox (la cual fue conocida popularmente como Quantum) existía una forma nativa de cambiar por completo la apariencia del navegador; no solo en los colores y fondos de pantalla, si no con cualquier elemento de la interfaz de usuario, incluyendo cualquier detalle de menor relevancia. Si no te suenan, dale un vistazo a la siguiente captura.

FXChrome te permitía "Chromizar" una instalación de Firefox con todos sus detalles. Una imagen vale más que mil palabras.

Incluso mucho tiempo atrás, los mismos temas funcionaban como complementos que cambiaban por completo la estética del programa. En su lugar, los que apenas hacían modificaciones básicas en los colores y tonalidades se denominaban Personas.

A partir de la ya mencionada versión 57 se aplicaron varios cambios relacionados a su funcionamiento interno. Entre todos los que se llevaron a cabo, se removió el soporte para todas las extensiones que no fueran compatibles con la API WebExtension, así como también aquellas extensiones gráficas que cambiaban por completo la estética, es decir, los temas completos. Sin embargo, todavía seguiría existiendo otra forma de poder personalizar la interfaz mediante CS


Es gracias a esa funcionalidad que está presente un proyecto en GitHub llamado Edge-Frfox, que simlpemente te deja aplicar el estilo del navegador moderno de Microsoft, Edge, justamente en su versión de Chromium. Dentro del léeme del repositorio está escrita una guía útil para poder instalarlo, aunque en este artículo la dejo un poco más resumida y, aprovechando la ocasión, traducida al español.

Paso a paso

2) Entra a about:support y busca la sección "Carpeta del perfil" del primer listado. Cuando lo encuentres, haz clic en el botón "Abrir carpeta"
3) Extrae el archivo ZIP que descargaste en el primer paso. Copia la carpeta chrome y pégala en el directorio que abrió el navegador.
4) Ingresa a about:config. Lo más probable es que te aparezca un aviso, en tal caso le das a "Aceptar el riesgo y continuar"
5) Busca la variable toolkit.legacyUserProfileCustomizations.stylesheets y dale doble clic. Tiene que cambiar su valor a "true".
6) Repite lo del paso anterior con las variables svg.context-properties.content.enabledlayout.css.color-mix.enabled. Revisda que todas las que cambiaste estén en true.
7) Reinicia Mozilla Firefox.
 
Si hiciste todo correctamente ya podrás apreciar su típico estilo materializado, sin necesidad de descargarte el verdadero.
.
Resultado final
 
 
Comparación: Firefox a la izquierda, Edge a la derecha.
 
Si en un determinado momento te apetece volver a la apariencia por defecto. es tan simple como regresar al perfil de usuario (detallado en el segundo paso) y eliminar la carpeta chrome. O bien renombrarla, por si en un futuro deseas volver a disponer de el.
 

¿Solo hay de Edge? ¿Podrían degustarse otro sabores?

Por supuesto. De imitaciones como esta se encuentran disponibles una cantidad, de las que puedo destacar la de Chrome. Algunas poseen otros procedimientos, pero no es nada del otro mundo. Y si quieres ver una mayor diversidad de temas, en esta página cuentas con una tienda dedicada a varios donde tendrás a dispocisión varias opciones para instalarlos en sus repositorios correspondientes.
 


Leer más...

Diferencias entre Google Chrome y Chromium

domingo, 5 de junio de 2022

Ya todos sabemos que a día de hoy Google Chrome es el navegador web con mayor cuota de mercado en el mundo. Nació en 2008 y en su momento se resaltó por brindar una interfaz de usuario completamente moderna y distinta en comparación a la del resto de programas de su temática. Pocos años más tarde logró coronarse como el más utilizado, superando notoriamente a Mozilla Firefox e Internet Explorer.

Más allá de todo el éxito que sembró y demás, siempre ha existido cierta controversia acerca de otro explorador denominado Chromium, que data prácticamente de sus comienzos y que es muy idéntico al anterior. Incluso ha sido generador de polémicas como "Es lo mismo solo que cambia el color" o "Uno es el navegador y otro el sistema operativo". Cosas que sinceramente no son tan así.

¿Qué es Chromium? ¿Cuáles son sus diferencias?

Chromium es el nombre de un proyecto open-source el cual ofrece un navegador web (y también un sistema operativo) del mismo nombre. Es desarrollado tanto por Google como por su propia comunidad de programadores y colaboradores en general, y como ya es sabido por muchos es la base del propio Chrome, donde comparte la mayoría de sus funcionalidades y recibe casi todas sus características con cada actualización.
 
 
Como bien dije en el principio, son muy parecidos y a simple vista da la impresión de que el único cambio se encuentra en el logotipo. Sin embargo, tienen más diferencias, principalmente a nivel técnico; el azulado no trae las herramientas de telemetría e informes de fallos a Google, ni el sistema de actualizaciones automáticas que si incorpora Chrome. Como si fuera poco, tampoco vienen algunos códecs preinstalados como MP3, H.264 y otros de caracter privativo.
 

Otra gran diferencia: Software libre

Ya que hice una breve referencia a lo privativo en el párrafo anterior, otra distinción no menos importante es que Chromium es software libre, dando la posiblidad de acceder a la totalidad de su código fuente, a diferencia de Chrome que es cerrado e innacesible públicamente. Es por ese motivo que el uso de este navegador está más concentrado en Linux, aunque no quiere decir que no se pueda utilizar en Windows ni nada por el estilo.

Es gracias a eso que programas similares como Microsoft Edge, Opera o incluso Maxthon tengan su funcionamiento actual, ya que desde hace mucho tiempo están basados en el, especialmente en su motor de navegación. Previamente escribí un artículo en este blog sobre el declive de Firefox y cómo los navegadores web más conocidos se estaban pasando a Chromium
 
Captura de Opera 10. A partir de la versión 15, pasa a estar basado en Chromium.
 

Leer más...

El proceso de las aniquilaciones

viernes, 3 de junio de 2022


Aquellos suscriptores de mi canal de YouTube conocerán perfectamente una serie de videos llamada Aniquilaciones, que consiste en destruir distintas instalaciones de Microsoft Windows (y ocasionalmente otros sistema operativos) dentro de máquinas virtuales.

Ahora bien, eventualmente es normal que surja la curiosidad de cómo funciona a fondo este proceso. Si bien es cierto que a veces hice algunas referencias con palabras cortas como "sobreescritura", considero que es mejor explicarlo detalladamente con un artículo en mi blog.

El funcionamiento de una unidad de almacenamiento


Para empezar de lleno, es bueno conocer en resumen cómo se compone técnicamente una unidad básica de almacenamiento, como puede ser un disco duro de cualquier tipo, un pendrive o una tarjeta SD.
 
Este tipo de memorias, y al igual que ocurre con cualquier componente informático, está compuesta por una secuencia digital de ceros y unos (código binario), donde cada uno de esos dígitos se conoce como bit, y unidos entre si representan toda la información que existe en el. Con este concepto en claro, cada archivo está compuesto por una cantidad determinada de bits, donde dadas las cantidades grandes que se manejan los solemos denominar por sus conjuntos, como bites (8 bits) bytes, (1024 bites), megabytes (1024 bytes), entre otros.

El lenguaje binario. Se usa en todos los dispositivos digitales.

El procedimiento de sobreescritura

Primero hay que tener en consideración que cuando vas a eliminar un archivo de tu computadora, en realidad lo que estás haciendo es marcar el sector donde está alojada su información como libre, lo que le indica a los sistemas que ese conjunto de ceros y unos no debe ser tomado en cuenta. Esto lo elimina definitivamente del índice e imposibilita que otros programas puedan acceder, sin embargo, esa combinación de datos seguirá estando presente como residuo, por lo que no se termina borrando por completo. Dependiendo del uso que se vaya dando, toda esa "basurita" se irá reemplazando paulatinamente con tal de que no se llene en la medida de lo posible.

Dicho sea de paso, así es como funcionan las famosas herramientas de recuperación como Recuva; van en búsqueda de ficheros sueltos y residuales dentro de todas las unidades que tengamos conectadas, y trata de recuperar aquella información fuera del índice que tenga un grado considerable de estabilidad.


Ahora bien, el ya mencionado proceso de sobreescritura (también conocido como Wipe o Wiping), además de indicar el sector correspondiente como disponible, sustituye todos esos datos huérfanos por otra combinación de números binarios distinta, con el mismo fin de dejarlo lo más innacesible posible y evitar que las ya mencionadas utilidades pudieran encontrar algo relacionado. Esto puede ser ideal para cuando quieras revender un disco duro en una tienda de segundo mano y asegurarte dicha imposibilidad para la persona que lo compre.

Aplicación en mis videos

Para hacer esto en una máquina con Windows hago uso de varias herramientas externas. Dependiendo de la versión en ejecución, normalmente me decanto por PowToys File Shredder y WipeFile. En Vista y lanzamientos posteriores tengo que utilizar otro programa adicional para abrir las herramientas de destrucción, ya que es más difícil acceder a las carpetas importantes del sistema tras las restricciones que se fueron aplicando, considerando también las modificaciones en materia de seguridad.
 

 
Leer más...