La polémica con los adaptadores DVI-D

martes, 1 de febrero de 2022

Lo que voy a redactar a continuación es una experiencia personal la cual he decidido hacerla pública con el fin de afirmar algo que se ha dicho mucho por la red y que finalmente he podido comprobar. Servirá más que nada para aquellos que estén en búsqueda de un producto de estas características y necesiten informarse al respecto antes que hacer cualquier adquisición.

Hace unos días me compré un monitor que venía únicamente con una entrada VGA. En un primer momento no me hice drama porque ya venía con su cable correspondiente y cualquier cosa tengo uno de respaldo por cualquier cosita singular. Sin embargo, me di cuenta que la tarjeta gráfica de mi equipo (que es donde se suelen insertar las entradas de video) no viene con esa conexión, trayendo solamente la típica HDMI y otra llamada DVI-D que es prácticamente su antecesora.

Al no disponer de ese puerto, le empecé a buscar un adaptador a ese último (el de HDMI es de mi monitor principal) para así poder conectarlo y olvidarme del problemita. Es inevitable que uno suela acudir a estas simples soluciones ante este tipo de situaciones, como por ejemplo, cuando compramos esos audífonos que poseen dos conectores y nuestra PC dispone de solo un jack. Pues eso, en la búsqueda me topé con el siguiente:

De todos los que vi, era el más económico y veía que justo encajaba en mi equipo. Visto esto, lo compro, lo recibo en mi casa y llegaba el momento de usarlo.

Conecto el adaptador a la máquina con el cable VGA introducido a el considerando que es tarea fácil. Pues bien, el primer detalle que encuentro es que el adaptador logra encajar, pero se pone muy flojo. Al mismo tiempo, el monitor objetivo funciona correctamente, pero no recibe señal. En un principio deducía que se trataba de la débil conexión que hacía, pero intenté forzarlo varias veces y no respondía para nada.

Luego de lidiar varios minutos con el inconveniente y comprobar que no se estaba solucionando de ningún modo, me pongo a investigar en distintos foros en búsqueda sobre otras personas que hayan estado en la misma que yo (como hace cualquier cibernauta cuando se le complica). Y entre todo me topo con información de que se tratan de una estafa, ya que este tipo de productos no se pueden usar sueltos y es necesario tener un convertidor de señal analógica a digital.

Ahora bien, ¿son una estafa?

Es una buena pregunta. Según lo que pude investigar, y en relación a lo que concluí en el párrafo anterior, si hay algo en lo que nos podemos poner de acuerdo es que ese adaptador de la primera imagen va a precisar de un "conversor" de señal para que la conexión entre la PC y el monitor funcione como debe ser. Y digo esto porque existen dos errores muy frecuentes; por un lado, la ignorancia de algunos compradores al no saber que es imposible convertir una señal analógica a digital y viceversa sin pasar por un aparato específico que lo haga, y por otra, la de ciertos fabricantes que mencionan erróneamente que con un enchufe simple ya vas a transmitir señal de video hacia un monitor sin precisar nada más. Como mencioné en el principio, nunca te lo deben de vender suelto.

Adaptador activo DVI-D a VGA. Nótese la palabra "activo".

En resumen, si algún día precisas conectar un monitor o cualquier pantalla con entrada VGA y tienes como mínimo un puerto DVI digital o HDMI, necesitas comprar un adaptador activo como el ves en la imagen. Todo aquel que venga desembarazado y no incorpore ningún dispositivo que convierta la señal analógica no te servirá de nada. Es preferible gastar más y adquirirlo antes que aprovechar un precio bajo, que como dice el dicho, lo barato termina saliendo caro. 

¿Y qué hay de los DVI-I?

Los conectores DVI-I disponen de pines que reciben señales analógicas al igual que los VGA, por lo que sirven perfectamente con una simple conexión y no hace falta ningún paso adicional. Al contrario de los DVI-D, que la obtienen digitalmente y por ende no aceptan ningún otro tipo de entrada salvo que sea convertida previamente con un aparato específico. Esa es una confusión que se suele generar, ya que hay distintas interfaces de ese estilo. Hay un tercer tipo que es DVI-A, el cual también es analógico y está en la misma situación de los DVI-I.

No hay comentarios:

Comentarios irrespetuosos o sin relación con la temática de la entrada serán eliminados.