Un día sin Internet Explorer

jueves, 16 de junio de 2022

El 15 de junio de 2022 (ayer según la fecha de esta entrada) Microsoft dejó de soportar oficialmente Internet Explorer, que durante más de 10 años fue su producto estrella en materia de navegación web al igual que Windows lo es en el mercado de los sistemas operativos. A los pocos años de lanzarse logró liderar su rubro, llegando a superar por amplia diferencia a Netscape. Aunque tras la llegada de Google Chrome, esto empezaría a desmarcarse de forma paulatina, y lo que en su momento era un gran éxito terminó quedando en el olvido, prácticamente en las mismas condiciones en las que se encontró su primer competidor.

Internet Explorer se ha llevado expresiones y usuarios de todos los colores. Están los que lo extrañan y sienten nostalgia por el, los que lo odian y consideran oportuna su desaparición o lo que simplemente lo pasan por alto sin emitir ningún sentimiento. O de repente lo ven como algo que cumplió con su función y ahora se encuentra "jubilado".

¿Qué sucede si ejecuto Internet Explorer a partir de ahora?

He visto en varios portales de noticias, e incluso en diarios bastante conocidos donde no es habitual que se publiquen este tipo de cosas acerca de un apagón total del programa el cual imposibilitaría su ejecución. Si bien es cierto de que Microsoft hará un esfuerzo para tratar de imponer Edge en su lugar, es más que evidente que esto no va a suceder del todo, tanto por cuestiones técnicas como de compatibilidad.

 Internet Explorer, en ejecución el mismo día del final
 
En base a esto, Microsoft ya tiene elaborado una especie de cronograma con distintas "fases". La primera que se vio fue la del fin de soporte, lo que implica que en un futuro se comenzarán a implementar otros métodos, como bien podrían ser actualizaciones que eliminen el navegador por completo, donde al abrirlo se redireccionará automáticamente a su sustituto. Esto con la obviedad de que solo ocurrirá en las versiones más modernas de Windows.

El "modo IE" de Edge

Tras la llegada de Microsoft Edge basado en Chromium, una de las herramientas internas que más llamó la atención es el modo de Internet Explorer. Este permite ejecutar sitios web intercambiando el motor de navegación incorporado al clásico Trident del anterior navegador. Todo como una sustitución a usar un programa ya obsoleto, y pensado exclusivamente por motivos de compatibilidad.
 
Configuración del modo de compatibilidad con Internet Explorer que posee Edge.

No hay comentarios:

Comentarios irrespetuosos o sin relación con la temática de la entrada serán eliminados.